Dispuestos a negociar por el cupo

Sudamérica se prepara para una batalla, se puede pedir apoyo de Europa a cambio de flexibilizar las cesiones de jugadores a las selecciones

La estrategia empieza a quedar clara: desde el sábado, los presidentes de Conmebol empezarán a llegar a Zurich para participar en el Congreso de FIFA, que el 29 de mayo decidirá al presidente para los próximos cuatro años, cargo para el cual compiten el actual mandamás Joseph Blatter, el qatarí Ali Bin Al-Hussein, el holandés Michael van Praag y el portugués Luis Figo. Un día después, cuando –según lo que indican todos los sondeos-

Blatter sea presidente, se elegirá la nueva asignación de plazas para el Mundial 2018.

El reparto será después de que Blatter asegure su sillón. Fue fijado así adrede por el suizo, por lo que todo está en el aire. Y desde Conmebol se tiene la información y el convencimiento de que varios continentes están interesados en obtener una o media plaza.

Y las opciones no son muchas: uno de los principales candidatos a perderla, si hay modificaciones, sería Conmebol, que con 4 plazas directas y una al repechaje, clasifica al 45% de sus afiliados, una cifra enorme comparada con el resto de los continentes (ver cifras).

“La avanzada existe. Concacaf quiere medio cupo mas, Blatter se lo prometió, y Asia también. Napout (presidente de Conmebol) ha trabajado mucho ese tema, pero todo es política”, le dijo una alta fuente directriz a El Observador.

La situación cambió respecto al Congreso de Conmebol en marzo, cuando todos los dirigentes sudamericanos se fueron convencidos de que Blatter aseguraba el “medio cupo”, por el cual clasificó Uruguay en 2002, 2010 y 2014, y quedó afuera en 2006. ¿Qué pasó en el medio? Los congresos de esas confederaciones, que también hicieron su lobby. Nadie aseguró en público que esas gestiones sean a costa de Sudamérica, pero jugándose nada menos que plazas para un Mundial, nada puede darse por garantizado. Por eso, los dirigentes sudamericanos se preparan para una verdadera batalla en los días que vienen.

Conmebol fijó una reunión del Consejo Ejecutivo para el 27 de mayo, dos días antes de la elección. Pero Napout está hace tiempo recorriendo los diferentes congresos de las federaciones, buscando alianzas.

Además, el paraguayo hará una presentación ante FIFA destacando la importancia deportiva del continente, los títulos mundiales, las figuras sudamericanas del fútbol mundial, y el hecho que cinco de los seis sudamericanos clasificados al último mundial se metieron en octavos de final.

Pero hay más herramientas para negociar. Una, reconoció el presidente de la AUF Wilmar Valdez en entrevista con El Observador el martes, es buscar una alianza con Europa, sustentada en el poderío futbolístico de ambos. Que pondría Sudamérica a cambio de la “ayuda europea”? Algunos dirigentes proponen transar en la cantidad de días previos en que los clubes europeos deben ceder a sus jugadores sudamericanos, o negociar la cantidad de fechas FIFA en las que las selecciones piden a sus jugadores. Es uno de los puntos más sensibles para los clubes, por lo que muchos dirigentes creen que ponerlo arriba de la mesa puede ser una señal amistosa. “Siempre en una negociación hay que ceder algo”, relató una fuente a El Observador.

Pese a que nadie garantiza nada, con Concacaf hay un poco más de confianza, basado en el acercamiento político de los últimos tiempos, con la organización en conjunto de la Copa América Centenario. “Desconfiamos sobre todo Asia”, dijo otro dirigente a El Observador.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios