Diogo, Munúa y Stuani serán investigados por supuesto arreglo de partido

Los tres uruguayos jugaron el encuentro entre Levante y Zaragoza, que es investigado por la Fiscalía Anticorrupción

Los futbolistas uruguayos Carlos Diogo, Gustavo Munúa y Christian Stuani, serán imputados en la causa que lleva adelante la Fiscalía Anticorrupción de España, por el supuesto arreglo del partido del Levante-Zaragoza de la última jornada de la temporada 2010-11 del fútbol español.

Dicho órgano tiene casi ultimadas su querella y según informa el diario Marca de Madrid, los 28 futbolistas que disputaron el encuentro serán imputados.

En ese entonces, Diogo jugaba en Zaragoza, y Munúa y Stuani lo hacían en Levante. Marca indica que Diogo fue uno de los futbolistas que recibió dinero.

Según han informado a Efe fuentes fiscales, Anticorrupción tiene ya preparado el documento y prevé presentarlo la semana que viene en los juzgados de Valencia, lugar donde se jugó el encuentro.

La querella es contra una veintena de jugadores de ambos equipos y también contra directivos de los dos clubes y se presentará después de que el fiscal Alejandro Luzón interrogara hace una semana a jugadores de ambos equipos y al expresidente del Zaragoza Agapito Iglesias sobre el supuesto amaño del partido para que el Levante se dejara ganar a cambio de cientos de miles de euros.

Todos los jugadores de Zaragoza que comparecieron en la Fiscalía Anticorrupción afirmaron no saber nada del amaño, incluido Gabriel Fernández 'Gabi', actual centrocampista de Atlético de Madrid y que por entonces era capitán del equipo.

Al igual que sus entonces compañeros, Gabi, que fue el autor de los dos tantos de los suyos en la victoria por 1-2 que les sirvió para sellar la salvación, afirmó que el ingreso de varios miles de euros que se registró en su cuenta antes del partido no se correspondía a una prima.

Los jugadores de Zaragoza registraron en sus cuentas ingresos de dinero (90.000 euros en el caso de alguno de ellos) en fechas próximas al encuentro, que luego retiraron, por lo que el fiscal sospecha que ese dinero sirvió luego para pagar a los integrantes de Levante.

Estas cantidades se ingresaron en sus cuentas como "prima" pagada por el club y Agapito Iglesias sostuvo ante el fiscal Alejandro Luzón que el dinero se correspondía efectivamente a dicho concepto.

Sin embargo, los jugadores de Zaragoza afirmaron a Luzón en términos generales que esos ingresos formaron parte de un favor que hicieron a Iglesias, a quien luego devolvieron el dinero en metálico, pero dijeron desconocer el propósito de esos movimientos.

Tanto ellos como los jugadores de Levante sostuvieron en todo momento que el partido fue normal y que no hubo amaño alguno.

Además de Lafita, Gabi, Iglesias, declararon en la Fiscalía los exjugadores de Zaragoza Jorge López, Braulio, Carlos Diogo e Ivan Obradovic, así como el exdefensa de Levante Sergio Ballesteros.

También nueve futbolistas que actuaron en Levante durante la temporada 2010-2011: Héctor Rodas, Vicente Iborra, Xavi Torres, Christian Stuani, Felipe Caicedo, Miquel Robusté, Manuel Reina, David Cerrajería 'Cerra' y Juan Francisco García 'Juanfran'.

Desde hace más de un año, la Fiscalía investiga el presunto pago por parte de Zaragoza a los jugadores del Levante por perder el último partido de liga disputado el 21 de mayo de 2011 por ambos equipos en el campo del Levante, en el que el club aragonés se jugaba la permanencia en primera división.

Gracias a ese supuesto amaño, Zaragoza obtuvo los tres puntos que necesitaba para evitar el descenso a segunda división al ganar a Levante por 1-2, lo que supuso que finalmente fuera Deportivo de la Coruña el que bajara de categoría.

Según fuentes fiscales, fue presuntamente Agapito Iglesias quien se puso en contacto con jugadores del Levante para concertar el amaño de ese partido.

La Fiscalía ha apoyado su investigación en un informe elaborado por su Unidad de Apoyo de la Agencia Tributaria sobre las cuentas bancarias de los jugadores supuestamente involucrados en este fraude.

La conducta que se les atribuye podría ser constitutiva del delito de corrupción entre particulares contemplado en el artículo 286 bis del Código Penal y que castiga con penas de prisión de seis meses a cuatro años a quien "por sí o por persona interpuesta prometa" un beneficio de cualquier naturaleza para que le favorezca a él o a un tercero frente a otros


Fuente: En base a EFE

Populares de la sección

Comentarios