Dilma Rousseff condenó racismo contra el futbolista Tinga

En el partido ante Garcilaso disputado en Perú, cada vez que el futbolista de Cruzeiro tocaba la pelota desde las tribunas bajaban gritos imitando a un mono

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, condenó este jueves los insultos racistas de los que fue víctima el futbolista negro Tinga, de Cruzeiro, durante el partido jugado en Perú contra Real Garcilaso, por la Copa Libertadores de América.

"Fue lamentable el episodio de racismo contra el jugador Tinga, de Cruzeiro", afirmó Rousseff por la red social Twitter, en la cual anunció que junto con la ONU y la FIFA luchará contra la discriminación durante el desarrollo del Mundial Brasil 2014.

El futbolista Tinga, de Cruzeiro, ex Borussia Dortmund de Alemania y campeón de la Libertadores con Internacional de Porto Alegre, ingresó en el segundo tiempo, cuando fue atacado verbalmente por parte de la afición del equipo peruano por ser negro.

"Al terminar el partido - escribió la presidenta Rousseff- Tinga dijo que cambiaría todos sus títulos por un mundo con igualdad entre las razas. Por eso, todo Brasil está apoyando a Tinga".

La mandataria, hincha de Atlético Mineiro, clásico rival de Cruzeiro, subrayó que el deporte "no debe ser jamás escenario para el prejuicio". "Acordé con la ONU y la FIFA que nuestra Copa de las Copas también será la Copa contra el racismo", añadió.

Cruzeiro, campeón brasileño 2013, perdió 2-1 ante Real Garcilaso en Huancayo, en su debut en el grupo 5 de la Copa Libertadores de América.

“Cambiaría un título por la igualdad de razas y respeto”

Según el zaguero Dedé, cada vez que Tinga tomaba el balón, desde las tribunas bajaban gritos imitando a un mono.

El propio Tinga expresó su indignación tras el encuentro:"Jugué cuatro años en Alemania y nunca me pasó eso. Ahora ocurre en un país muy parecido al nuestro, con mezclas de razas. Cambiaría un título por la igualdad de razas y respeto".

El director deportivo de Cruzeiro, Alexandre Mattos, afirmó que quienes lanzaron los insultos racistas "son cobardes" y representan "un retroceso contra la humanidad".

El entrenador de Cruzeiro, Marcelo Oliveira, reclamó a la Confedración Sudamericana de Fútbol (CSF) tomar medidas contra el racismo. "Debemos exigir sanciones para que esto no se vuelva a repetir", declaró.

Racismo contra Tinga

Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios