Diez años después... volvemos a lo mismo

La AUF maneja tres propuestas de cambio para el campeonato uruguayo que procuran volver a jugarlo en año calendario. Los neutrales quieren aprovechar para bajar la cantidad de clubes

La división del fútbol uruguayo está planteada hace tiempo: Por un lado están los clubes que trabajan en procura de obtener recursos genuinos basados en la captación y formación de jugadores, una tarea de la cual luego se nutre la selección. Del otro lado hay equipos que sufren para llegar a cada fin de mes, lo que no les permite invertir en juveniles y sufren hasta último momento para iniciar cada temporada.

Eso tiene su correlato a la hora de armar los calendarios: en una esquina están los que conviven con el temor eterno a perder la categoría y en el sector opuesto los que se plantean cambiar una realidad que no da para más.

Es que la mayor parte de los partidos de la actividad local se juegan a pérdida. La temporada queda a contramano del resto y las consecuencias se pagan en los torneos internacionales. Y el tema es preocupación de varios, incluidos los neutrales de la Asociación Uruguaya de Fútbol.

¿Por dónde pasan las soluciones? Son diversas y variadas, como los intereses de todos los que ocupan las sillas de la AUF. Hace unos meses el presidente de El Tanque Sisley, Freddy Varela, lanzó la idea de subir a 20 el número de clubes en Primera y ahora los neutrales entienden que 16 equipos en la A son demasiados. Encontrar unanimidades en la calle Guayabo es una utopía y más en estos asuntos.

Pero lo cierto es que se imponen cambios. Algunos se producirán producto de la obligación que tendrán las instituciones de adecuarse a las licencias profesionales que exige FIFA, y que plantean un salto de escalón para los clubes en la infraestructura y organización mínima. Algunos quedarán por el camino debido a que no podrán cumplir con los requerimientos internacionales, salvo que vivan una transformación.

El número de clubes

Los neutrales de la AUF entienden que es conveniente reducir el número de equipos y aumentar la cantidad de partidos. “En 2017 habría que organizar un campeonato corto para darle tiempo a todos a prepararse y a partir de 2020 reducir la cantidad de clubes y tener nueva actividad”, reveló el vicepresidente de la AUF, Rafael Fernández, a El Observador.


En consecuencia, hay una propuesta para contar con menos equipos en el círculo de privilegio. La idea pasaría por contar con 12 o 14 clubes en Primera y 10 o 12 en el ascenso.

Claro que esto tiene que pasar el filtro de una asamblea y es poco probable que se cuente con los votos, porque muchos de los que lo votarían terminarían siendo perjudicados por un descenso, que además, muchos lo ven como la muerte deportiva. ¿Motivos? El torneo del ascenso es más costoso que el de Primera, ya que los clubes reciben menos dinero y tienen que invertir más en viajes al interior.

Cambio de temporada

Hay otras modificaciones que son a nivel interno y que, si bien involucran a las instituciones, no duele tanto votarlas porque pasan por el cambio de calendario.

En 2005 la AUF decidió que había que adaptarse a la temporada europea porque los jugadores se iban al exterior en pleno torneo. Pero nada cambió, y los jugadores se van tanto en el receso de junio como en el de enero. Diez años después se entiende que es adecuado volver a jugar de enero a diciembre. El tema es la forma en que se vuelve a lo anterior.

Para eso la AUF creó una comisión  para analizar los cambios  , y que está en la etapa de recibir propuestas. Todo se encamina a un torneo de transición, un Especial, como el que se jugó en 2005, pero en sentido contrario. La idea es jugar ese campeonato en 2016 sin descenso, por lo que en 2017 se subiría a 19 equipos en Primera (ver propuesta B), y recién después de eso se empezaría a bajar.

Para el Especial de 2016, que se jugaría desde el 14 de agosto, se disponen de 19 fines de semana, y dos propuestas para la forma de disputa. La opción 1 sería todos contra todos a una rueda. Comenzaría el sábado 13 de agosto y finalizaría el domingo 20 de noviembre. La opción 2 sería todos contra todos a una rueda, y los cuatro mejores clasificarían a jugar Play Off, con semifinales a dos partidos y final a uno solo. Comenzaría  el sábado 13 de agosto y finalizaría el domingo 4 de diciembre.

Los cambios se imponen. Los dirigentes no toleran más seguir jugando a pérdida. Muchos apuntan a reducir la cantidad de clubes en primera y generar más competencia. Otro piensan lo contrario, que aumentar el número de equipos generará más fuentes de trabajo. El tema será a la hora de levantar la mano. El descenso los atemoriza. Y cuando de ello se trata nadie piensa en el bien común.

Las ideas

Propuesta A

Los neutrales de la AUF son de la idea de bajar la cantidad de clubes que juegan a nivel profesional. Entienden que lo más conveniente es tener entre 12 y 14 clubes en Primera y 10 o 12 en el fútbol del ascenso. ¿Cómo se encara la reducción? A partir de 2017 se produciría el cambio de temporada y se pasaría a jugar de febrero a diciembre. Ese campeonato se jugará con 20 clubes producto de que subirían cuatro y no habrá descensos -de manera de darle tiempo a todos a adaptarse-. Ahora bien, al finalizar el año pierden la categoría cinco clubes y ascienden tres. Este régimen de ascensos y descensos se mantendría hasta 2020 donde quedarían 12 clubes en la A.

Propuesta B

El proyecto corre por cuenta de una  comisión creada por la comisión que se designó, y se plantea volver a jugar en año calendario y subir la cantidad de equipos a 18.
El Campeonato Uruguayo 2016 de Primera sería un torneo especial de transición, que se desarrollaría en el segundo semestre del año y no habría descensos, para no perjudicar a alguien con un descenso tras apenas un mal semestre. Y en 2017 se jugaría de enero a diciembre.
El torneo de transición “Campeonato Uruguayo Especial 2016” de la Segunda División Profesional otorgaría tres ascensos a la Primera División Profesional, lo que llevaría al Campeonato Uruguayo 2017 de la Primera División Profesional a jugarse entre 19 equipos.
La Segunda División Profesional para la temporada 2017 contaría hasta con 13 clubes. El “Campeonato Uruguayo 2017” de la Primera División descendería a cuatro clubes a Segunda y ascenderían tres clubes a Primera, con lo que quedarán 18 clubes. Entre la Segunda Profesional y la División Amateur se mantendrá el régimen de un ascenso y un descenso. La Segunda División Profesional temporada 2018 quedará conformada con 14 clubes. Para temporadas sucesivas a partir del Campeonato Uruguayo 2018 quedará establecido el régimen.

Propuesta C

La tercera propuesta fue realizada por el Círculo de Periodistas Deportivos: no opina sobre la cantidad de clubes en Primera y sólo tiene el objetivo de volver a jugar el campeonato en año Calendario. Para eso propone una transición de tres trimestres jugando un Súper Campeonato que comenzaría en el segundo semestre de 2015 y terminaría en diciembre de 2016.
La estructura se arma con un Torneo Apertura en el segundo semestre de 2015, un Clausura en el primer semestre 2016 y Torneo Final en el segundo semestre 2016. Los torneos Apertura y Clausura se desarrollan de la misma forma del actual torneo, generando un campeón de temporada y tres ascensos y descensos.
En el segundo semestre de 2016 juegan el Torneo Final los 10 equipos mejor clasificados del torneo de Primera y los 3 ascendidos de la B. Total 13 equipos.
Ese torneo clasificará a las copas de 2017, y para ello se ponderará con puntaje extra a los 10 equipos de la 1ª división. Paralelamente se jugaría un Torneo repesca o Súper ascenso por 3 lugares en 1ª división en la temporada 2017, entre los tres descendidos, los tres equipos de Primera ubicados en los puestos 11, 12 y 13 en el Uruguayo 2015-2016 más seis equipos de la B. Así se empezaría 2017 con 16 equipos y jugando de enero a diciembre.

 

 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios