Diente López: al regreso del "secuestro"

Tras su escandalosa salida de los tricolores, el rápido delantero regresó al club como pase estrella
Se fue, o, mejor dicho, se lo llevaron a Europa de un día para el otro. Ayer, más de cuatro años después, regresó a Nacional, el club en el que se formó. En su momento se habló de "secuestro", hubo amenazas de denuncias y varios cruces, lo que hizo que la salida de Nicolás López fuera la más traumática que han sufrido los tricolores en los últimos tiempos. Pero ahora, al menos en la interna del club, todo parece haber quedado en el olvido. Quedarpa convencer al hincha, y no será tan fácil.

"Quiero agradecer al club por abrirme las puertas, tenía tres equipos en Italia pero hace un mes que le digo a Pablo (Bentancur) que quería volver. Quería volver joven al menos un año. Acá tengo a mi hijo y necesitaba volver a Nacional. Tengo cuatro años de contrato en Udinese, pero ahora pienso en Nacional y espero hacerlo mejor posible para lograr cosas", dijo a VTV al arribar, esperando dar vuelta la página.

El debut del "Diente" en la Primera de los albos fue el 24 de abril de 2011. Ese día, Juan Ramón Carrasco lo puso de titular ante Central Español y el delantero, de 17 años, anotó su primer gol para deleite de los hinchas en el Parque Central, quienes se ilusionaban con un nuevo Suárez.

A fines de mayo de aquel año jugó su segundo encuentro y marcó otros dos goles en el triunfo 3-0 ante Defensor Sporting, partido en el que los albos se proclamaron campeones del Clausura.

La polémica

En la segunda mitad del año, con Marcelo Gallardo de entrenador, comenzó el culebrón de su salida.

El domingo 21 de agosto, su representante, Pablo Bentancur, viajó a Italia junto al futbolista, los padres y la novia del joven. El día antes, tras jugar unos minutos ante Defensor, el rápido punta había hablado con los principales referentes del equipo sobre la posibilidad de dejar Nacional.

El lunes, cuando el plantel volvió a entrenar, constataron que el Diente no estaba y que el empresario se lo había llevado a Europa sin el permiso del club.

Y estalló la guerra. Desde Nacional, se catalogó a la movida como un "secuestro". "Fue un acto ilegítimo del contratista que no es agente FIFA, que es un comerciante que se dedica a hacer estas cosas en el fútbol. Prácticamente secuestran a un joven", dijo el entonces vicepresidente Héctor Olmos.

Desde Europa, la familia del futbolista declaró que el joven no iba a volver y aseguró que el club que lo fichara iba a pagar a los albos el millón de dólares por la cláusula del contrato.

Desde los tricolores notificaron la situación a la Asociación Uruguaya de Fútbol, la Conmebol y la FIFA. Ricardo Alarcón, quien presidía el club, dijo que López era "un niño, un menor de edad, que es el gran perjudicado en todo esto". "Sabemos que esto lo va a afectar, esperemos que lo menos posible. Estos saltos al vacío en lo único que terminan es en chicos que frustran sus carreras muy jóvenes", vaticinó el dirigente, lo que, en parte, ocurrió debido a que el futbolista luego no logródestacarse en sus clubes.

Y Bentancur no se quedó atrás. "Estoy en guerra con Nacional", dijo a El Observador, y afirmó que el futbolista tenía un "contrato leonino". "El contrato establece que si Nacional quiere rescindirle tiene que pagarle tres cuotas de $ 12.500, pero si el jugador quiere rescindir tiene que pagar US$ 1 millón", contó el empresario, quien reveló que el futbolista jugaba en Primera y cobraba $ 10 mil y que le habían cobrado cinco cuotas de $ 3.000 para pagar la ropa de entrenamiento.

Los cruces siguieron y hubo amenazas de juicios, pero con el correr de los días los tricolores se dieron cuenta que nada podían hacer y llegaron a un acuerdo con el representante. Nacional recibió su correspondiente millón de dólares, más US$ 600 mil por los derechos de formación y el jugador comenzó su periplo europeo en Roma de Italia (ver apuntes).

Cuatro años después, parece que nada haya pasado. Bentancur, quien se llevó al futbolista, negoció con la nueva Directiva del club para lograr el regreso, del Diente, quien es la frutilla de la torta en el período de pases y que quiere devolverle a los bolsos todos sus goles que no pudieron disfrutar por su abrupta partida. El viernes, antes de llegar escribió una carta explicando su situación. Ahora tendrá que entrar a la cancha y hacer olvidar aquella historia con goles que le permitan recuperar el cariño de la hinchada. l

¿Qué pasó en la vida del diente desde su salida hasta su regreso a nacional?

Roma
Fue el primer destino de Nico tras su salida de Nacional. Estuvo casi un año en inferiores y en agosto de 2012 debutó en Primera. Ingresó por el capitán e ídolo del equipo, Francesco Totti, y anotó un gol para el empate 2-2 ante Catania, su único tanto en siete partidos jugados. Luego se fue a Verona y Udinese, donde si bien hizo algunos goles, no logró trascender.

Nicolás López
Nicolás López y el argentino Daniel Osvaldo cuando jugaban en la Roma.
Nicolás López y el argentino Daniel Osvaldo cuando jugaban en la Roma.

Sub 20
Mientras estaba en Roma, el Diente participó del Mundial sub 20 de 2013, realizado en Turquía, en el que Uruguay perdió la final ante Francia. Hizo cuatro goles y fue premiado con el Balón de Plata. También ese año, en el Sudamericano de Argentina, fue el goleador con seis tantos. Aparecía como con un trayecto natural hacia la selección mayor, pero su falta de crecimiento a nivel de clubes le cortó ese pasaje por el momento.

España
En la temporada 2013-2014 jugó para Udinese e hizo tres goles y en la siguiente pasó a Verona, donde anotó cinco. En esta temporada cambió de Liga y fue a Granada de España, club en el que jugó 10 partidos y no logró anotar goles, siendo su último partido el 30 de diciembre. Luego de eso se aceleraron las gestiones para la vuelta a Nacional.

Nicolás López
Nicolás López y el argentino Daniel Osvaldo cuando jugaban en la Roma.
Nicolás López y el argentino Daniel Osvaldo cuando jugaban en la Roma.

Nacional
Con 22 años y físicamente mucho más desarrollado que aquel flaco desgarbado que era cuando se fue, el Diente regresó ayer a Nacional y comenzó a entrenar bajo las órdenes de Munúa. El delantero destacó que su deseo siempre fue retornar a los albos siendo joven para estar en un buena forma. Y así es.

Populares de la sección

Acerca del autor