Diego Rolan: "No soy Suárez, Luis es irreemplazable"

El juvenil celeste habló del rol de sacrificio que le toca cumplir en la selección y del peso de jugar con la camiseta n°9 de luis suárez
Enviado a Chile

Diego Rolan completó un gran partido ante Paraguay y luego del partido se hizo un tiempo antes de subirse al ómnibus que sacó a Uruguay del estadio La Portada de La Serena para hablar a solas con Referí.

Cansado, agotado físicamente, con un bolsito en la mano y una caravana de brillantes que encandila en su piel de ébano. Así, Diego Rolan, titular de gran partido ante Paraguay, charló a solas con Referí.

El delantero de Girondins de Bordeaux fue titular en el empate entre Uruguay y Paraguay que le dio la clasificación a los celestes y habló sobre el rol que ocupa en la selección, el puesto donde juega en Francia, el peso de jugar con la camiseta número nueve de Uruguay y Chile, el rival que se viene en Santiago.

Otro partido con la doble función de atacar y apoyar a los laterales. ¿Cómo lleva el desgaste natural de asumir ese rol?
Ya lo tengo asumido como algo natural. Me toca volantear y hacer el sacrificio de recorrer la banda. En Francia también lo hice durante un tiempo. Cuando me toca jugar por las bandas trato de hacer el esfuerzo defensivo. En el fútbol francés los volantes ayudan mucho al lateral y trato de cumplir ese rol para hacer lo que me pide Tabárez. No tengo problemas en dar una mano de volante, pero obviamente quiero jugar de delantero.

¿Coincide en que Tabárez le pide esa función a jugadores con un biotipo determinado que puedan sentir el desgaste?
Si puede ser. Ya le tocó a Cavani y a Stuani cuando yo estaba afuera. Ahora me toca hacerlo a mí y a Edi subir un poco más. Cuando un volante juega con dos atacantes tenemos más chances de meter una pelota de gol, más movimientos y mayor dinámica.

Fue convocado por los goles que hizo en Francia, pero allí juega en otra posición.
Sí, es verdad. En Francia me toca jugar por todo el frente de ataque como segundo delantero detrás del nueve y creo que el buen rendimiento que me dio la oportunidad de estar acá fue en ese sector de la cancha. Pero acá me tengo que adaptar a lo que me pide el Maestro. Doy todo de mí. Trato de correr mucho, de disputar todas las pelotas que quedan sueltas en mi sector. Después los que tienen que juzgar si juego bien o mal son ustedes (risas).

Los que pensaron que había pacto de no agresión para clasificar se equivocaron porque el partido se jugó a muerte.
Nosotros salimos siempre a ganar. Nunca nos vamos conformes con el empate, no queríamos especular y creo que eso se notó en la cancha.

Cuándo se mira al espejo antes de salir a la cancha, ¿piensa en que juega con la camiseta de Luis Suárez?
No, no puedo pensar en eso. Luis Suárez es un jugador irremplazable para este equipo, pero no pienso en eso porque además no estoy jugando en su lugar y él es un jugador muy importante.

¿Qué esperan de Chile?
Chile va a ser un rival muy duro, tienen grandes jugadores, saben lo que hacen en ataque, han jugado muy bien en la fase de grupos y hay que estar muy atentos para cuidar todos los detalles al máximo y no estar mal parados

En silencio su familia lo sigue a todos lados. ¿Cuánto pesa el apoyo familiar?
Mucho. Obviamente tener a la familia cerca es muy importante. Ellos me acompañaron siempre y es clave tenerlos cerca.

Hubo varios jugadores que salieron con mala cara, ¿se van con bronca por el empate?
Y lo que pasa es que empatamos, quedó ese gustito amargo de no poder ganar el partido. Tuvimos oportunidades y no las pudimos concretar.

Delantero, media punta, volante por derecha y por izquierda, ¿se probó los guantes por las dudas?
No pero mañana se los voy a pedir a Fernando por si le pasa algo (risas). Hablando en serio estoy a la orden de este equipo y juego donde me pidan. Solo por esta camiseta hago ese sacrificio. l

Acerca del autor