Días de turbulencias en Nacional

Tras un Apertura casi perfecto, los tricolores no comenzaron el semestre con buen pie

Por primera vez desde que está en Nacional, Álvaro Gutiérrez se encuentra golpeado y busca aire para salir del mal paso que significó para los tricolores la eliminación en la primera fase de la Copa Libertadores ante Palestino de Chile, resultado que no pudo quedar en el olvido en el arranque del Clausura, en el que los albos empataron 0-0 ante Defensor en el Franzini.

“Golpear, golpeó”, dijo el entrenador tras la temprana despedida en la Copa ante un rival de menor historia continental, que dejó sin efecto las incorporaciones que el club hizo con la mente puesta en disputar la fase de grupos.

El casi perfecto título del Apertura –con apenas una derrota y un clásico para la historia– y los buenos resultados en los duelos del verano ante Peñarol, quedaron en el olvido para los hinchas más albos más impacientes, que ya no ven con el mismo ojo al DT.

Incluso Gutiérrez llegó a mostrar caras que nunca antes se le habían visto. Primero al intentar ocultar lo más posible el equipo y planteo que iba a colocar en la revancha ante Palestino, encuentro en el que corría con la obligación de dar vuelta el 1-0. Todo lo contrario a lo que hizo en otros partidos claves como el clásico e incluso el partido de ida ante los chilenos, cuando confirmó el equipo varios días antes.

La otra fue tras el empate ante Defensor el domingo. En conferencia de prensa, como nunca antes lo había hecho, cargó contra la prensa. “… Si yo fuera hincha siempre quisiera sacar el equipo a ganar, como dicen muchas veces los periodistas, ¿no? Que igual con 10, allá, en Santiago, tendríamos que salir a presionar arriba. Entonces eso quiere decir que nunca jugaron al fútbol y que no tienen ni idea”, dijo el entrenador. Al otro día, reconoció que sus dichos eran contra un solo periodista, que quizás se había excedido y que en adelante iba a hacer declaraciones sobre aspectos futbolísticos.

Busca la calma
Con el Clausura y el Uruguayo ahora como únicos objetivos, Gutiérrez espera que su equipo recupere el nivel que mostró en el Apertura, certamen en el que, sin brillar, superaba a sus rivales. “Evidentemente que tenemos que mejorar, principalmente en la tenencia de la pelota”, dijo el lunes a radio 1010AM.

El DT dijo saber que su equipo, que mantiene la base del segundo semestre del año pasado, ya no tiene la misma sorpresa con los rivales al ser “más estudiado” y debe buscar nuevas estrategias para descolocar a los otros equipos.

En la cancha se nota que los jugadores aún no tienen su mejor ritmo: tuvo tres parejas de zagueros distintas en los tres encuentros oficiales disputados, intercalando a Diego Polenta, Guillermo De los Santos y José Aja; Carlos De Pena está lejos del juego que mostró en el Apertura; al goleador Iván Alonso le falta afinar la mira por centímetros para que sus definiciones sean gol; e incluso “el Chino” Álvaro Recoba no ha estado preciso con la pelota.

Gutiérrez confía en que en la segunda fecha sus jugadores se sientan más liberados y eso eleve el nivel de su equipo, lo que permitirá a los tricolores, y al entrenador, retomar su cauce normal.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios