Detenidos por incidentes en el Centenario seguirán declarando el viernes

Los 13 menores que quedaron en libertad denunciaron represión policial

A las 19 horas habían declarado ante el juez penal José Gómez 11 detenidos por los disturbios provocados este miércoles en el Estadio Centenario, durante el encuentro de Nacional con Newell's por la Copa Libertadores. Aún quedaban 13 personas por declarar.

El vocero del Poder Judicial, Raúl Oxandabarat, informó que se citarán varios efectivos policiales. Por su parte, inteligencia se encuentra analizando las imágenes grabadas en el momento del incidente para identificar a los involucrados.

En acta policial elevado al juez aparecen 44 personas implicadas: 24 civiles y 20 policias, informó el Poder Judicial.

En tanto, cuando la Policía dio parte a la jueza de adolescentes Aída Vera sobre los menores involucrados, le informó que había un muerto en el Estadio Centenario. Sin embargo, no apareció el cuerpo ni elementos que lo corroboraran.

Los 13 menores, indagados por Vera, negaron haber participado de los disturbios. Dos de ellos estaban lesionados, y uno de ellos con unos 20 puntos en la cabeza. Además, denunciaron ante la magistrada represión por parte de la Policía. Todos ellos quedaron en libertad, informó Vera a El Observador.

En la noche del martes, cuando terminó en encuentro entre Nacional y Newell's por la Copa Libertadores, se avisó a los hinchas que primero se retirarían la parcialidad del equipo argentino, y veinte minutos más tarde podrían comenzar a salir los tricolores.

Según la versión del Ministerio del Interior, los hinchas de Nacional no respetaron las indicaciones y empezaron a "arrancar las butacas, inodoros, cisternas, y todo tipo de objetos contundentes", para tirarlos hacia las puertas donde se encontraban los efectivos policiales. Las agresiones provocaron que 28 policías de la Guardia Republicana resultaran heridos, y fueran trasladados al Hospital Policial. Sin embargo, ninguno de ellos permaneció internado.

El encargado de seguridad de Nacional, Wilson Miraballes, denunció que en reuniones con la Policía se había establecido que los hinchas tricolores saldrían primero, luego de terminado el encuentro deportivo. Al cambiarse lo acordado, generó malestar en la parcialidad y eso derivó en los incidentes.

“En la mesa donde nos sentamos con autoridades del Ministerio del interior, la policía, narcóticos, caminera, se había hablado y Ojeda (jefe del Operativo) planteó que primero se va el que lleva más gente y planteó que Nacional se va primero, pero se ve que vino una orden. Yo percaté que no les gustó la decisión que tuvieron que tomar”, señaló Miraballes a Pasión Tricolor.

Este jueves, la tribuna Colombes parecía una zona de guerra, como lo muestran las fotos de El Observador. Además de policías y parciales heridos, el fotógrafo de la página oficial de Nacional fue agredido por policías, mientras que un camarógrafo de Subrayado fue amenazado por efectivos para que apagara la cámara. La Guardia Republicana aseguró que fue "un error" impedir la labor de los trabajadores de prensa.


Populares de la sección

Comentarios