Despedida silenciosa

Uruguay partió rumbo a Antofagasta y fue escoltado por 100 hinchas que desafiaron al frío para saludar a sus ídolos
Es verdad que fue un día laborable, que el frío no ayudó en nada y que las primeras gotas del martes cayeron de forma aislada sobre el Aeropuerto Internacional de Carrasco, pero el poco ruido que generó la partida de la selección uruguaya rumbo a Chile para defender el título continental llamó la atención.

El martes la selección hizo un entrenamiento leve por la mañana en el Complejo Uruguay Celeste para luego encarar un almuerzo con toda la delegación y ajustar detalles.

Sobre la hora 14.45 el ómnibus que trasladaba a los jugadores de la selección llegó al aeropuerto y se registraron las primeras corridas de los adolescentes que aguardaban el momento de poder sacarse una foto con sus ídolos.

Con la semifinal del fútbol uruguayo a la vuelta de la esquina -Nacional y Peñarol juegan el domingo a la hora 15.30 en el Estadio Centenario- la atención previa se centra sobre ese partido y la despedida de la selección pasó casi desapercibida.

Eso hizo que la selección campeona de América se fuera en silencio, rodeada de familiares de algunos jugadores y pocos hinchas, la mayoría de ellos niños, que aguardaron para dar un grito de aliento.

No hubo canciones ni agite, como si lo hubo cuando Uruguay viajó rumbo al Mundial de Brasil 2014 o cuando Luis Suárez volvió luego de la sanción.

Ese día hubo cinco mil personas que hicieron una vigilia de más de seis horas para alentar al salteño.

En la despedida hubo poco más de 100 personas que se acercaron para decir presente en el ritual del hincha: estar a cualquier precio.

Matías Faral, encargado de prensa de la selección nacional, ordenó un cordón dispuesto por el personal del aeropuerto y con custodia policial para que los futbolistas pudieran pasar sin dificultades entre la gente.

De todas formas Egidio Arévalo Ríos, Cristian Rodríguez, Edinson Cavani, Diego Rolan y el capitán Diego Godín, fueron los más requeridos por los fanáticos para posar bajo el obturador de los celulares de turno.

Varios jugadores recorrieron la manga mate en mano y apenas levantaron la mano para saludar a los hinchas, mientras Miguel Zuluaga, jefe de la seguridad celeste.

Roberto Pastoriza, Ignacio Alonso y Marcos Méndez fueron los primeros en ingresar a la manga, seguido por el personal de servicio incluídos los utileros, el equipo médico encabezado por Alberto Pan y el histórico kinesiólogo Walter Ferreira, que saltó a la fama mundial luego de que Luis Suárez lo abrazara en el festejo de gol contra Inglaterra.

Ferreira fue artífice de la rápida recuperación del salteño y es un hombre muy querido por el grupo de futbolistas.

Maximiliano Pereira, Álvaro Pereira y Diego Godín (ver recuadro) hablaron con la prensa y destacaron la importancia de defender la camiseta celeste en un torneo continental al que no se llega como favorito.

Ya están alojados

El vuelo chárter de los celestes fue en condiciones normales y los futbolistas junto al cuerpo técnico ya están alojados en el Hotel Enjoy de Antofagasta, ciudad donde jugarán ante Jamaica el sábado a la hora 14 y viajarán el domingo 15 rumbo a La Serena.

El hotel Enjoy Antofagasta es conocido como el hotel del desierto, debido a que se encuentra en la región cercana al desierto de Atacama.
Se trata de un hotel casino y cuenta con la sala de juegos más importante de la región.

Pedido aurinegro

Cuando Cristian Rodríguez bajó del ómnibus varios hinchas celestes corrieron hacia su lugar para sacarse una foto con el Cebolla.

El volante, que actualmente está sin club luego de sus pasos frustrados por Parma de Italia y Gremio de Brasil, declaró al programa televisivo de Canal 10, Arriba Gente, sus ganas de volver a Peñarol luego de confirmado el arribo de Diego Forlán para la próxima temporada.

Unos de los fanáticos que posaba con el futbolista le reclamó: "Dale Cebolla, venite a Peñarol para levantar la sexta", en clara alusión a la Copa Libertadores.

El lacazino respondió con una sonrisa y se metió en la zona vip donde lo esperaban sus compañeros.

Periodistas, dirigentes y empresarios

En el aeropuerto estuvieron también distintos periodistas que viajaron con el equipo, los delegados de la AUF Ignacio Alonso y Marcos Méndez, vicepresidente de Juventud de Las Piedras y Roberto Pastoriza, Secretario de Selecciones Nacionales.

También se hizo presente uno de los directores de Tenfield, el exfutbolista Nelson Daniel Gutiérrez, quien mantuvo una larga conversación con los delegados de la AUF en la cafetería del aeropuerto antes de que llegaran los futbolistas.


Acerca del autor