Dejó el fútbol para unirse a grupos islamistas y murió en combate

El exjugador de la selección alemana sub-17, Burak Karan, compañero de Sami Khedira y Kevin-Prince Boateng, falleció en un ataque en Siria

El exjugador de la selección alemana sub-17, Burak Karan, murió el pasado 11 de octubre víctima de un ataque aéreo en Siria, a donde se había trasladado para luchar contra el régimen de Bashar Al-Assad, informó este lunes el diario alemán "Bild".

El exjugador de fútbol falleció a causa del ataque efectuado por las fuerzas de Al-Assad en una localidad cercana a Azaz, dos kilómetros al sur de la frontera que comparten Turquía y Siria.

Karan, defendió la camiseta de la selección alemana en categorías inferiores donde compartió convocatorias con jugadores como el centrocampista del Real Madrid Sami Khedira o el jugador del Schalke 04 Kevin-Prince Boateng.

Sin embargo, Karan decidió de poner fin a su carrera en 2008 con apenas veinte años antes de comenzar a establecer contactos con grupos islamistas.

"Burak me dijo que el dinero y su carrera no eran importantes para él y en vez de eso, comenzó a buscar continuamente vídeos en Internet sobre zonas en guerra" explicó a "Bild" el hermano del exjugador de fútbol, Mustafá.

De hecho, según informaron fuentes de los servicios de seguridad alemana, Karan fue investigado por sus vínculos con islamistas, bajo la acusación de "apoyo a organizaciones terroristas extranjeras", aunque estas pesquisas no pasaron a mayores.

La última imagen que se tiene de Karan proviene de un vídeo subido a Youtube once días después de su muerte, en el que el alemán, de 26 años, aparecía portando un Kaláshnikov.


Fuente: efe

Populares de la sección

Comentarios