“Dejamos la imagen bien arriba”

Santiago Vilaseca. El capitán de Los Teros repasó con orgullo el partido ante Gales: “Teníamos el compromiso de demostrar al mundo quiénes somos”

Enviado a Inglaterra

¿Cómo fue el debut en el Mundial desde lo emotivo?

Salimos con mucha emoción del vestuario, la salida a la cancha y el himno fueron muy fuertes. Y después lo supimos llevar a la cancha: planteamos durísima batalla en los primeros minutos, recuperamos varias pelotas. Con el correr del partido ellos se fueron soltando y acomodando y provocando errores, y nosotros tuvimos imperfecciones que les facilitaron. Queda el sabor amargo de la última pelota de cada tiempo, eran 14 puntos evitables, pero no me preocupa tanto el resultado porque dejamos la imagen bien arriba.

En los duelos uno a uno se mostraron de igual a igual, ¿lo vio así?

Creo que cuando tuvimos duelos de uno a uno planteamos una batalla durísima, recuperamos pelotas. Ellos ganaron la superioridad cuando nos movían de lado a lado, terminaba sobrando gente afuera, porque teníamos que involucrar muchas personas en los rucks y eso generaba espacios, y ahí nos hicieron daño. Pero en el uno a uno estuvimos muy bien.

¿Qué queda por corregir?

En el primer try de ellos se dieron cuenta que no podían entrar por afuera. Con el maul hicieron mucho daño, tenemos que corregirlo en los próximos partidos. Anduvo bien por momentos, planteó batalla, pero no fue efectivo porque muchos tries vinieron por ese lado. Si bien no anduvo tan mal es un punto a corregir.

¿Cómo vio el scrum?

El scrum estuvo complicado, nos cobraron muchos penales, no estuvimos cómodos en esa formación. Pero en algunos scrums del segundo tiempo logramos mantener la posición y algún empuje, pero nos terminaron cobrando penales. Sabíamos que iba a ser un scrum durísimo porque jugábamos contra uno de los mejores del mundo.

¿Cómo vio a la gente en la tribuna?

La verdad la gente fue espectacular, eso también sumó a la emoción, el hecho de estar acá y ver esa cantidad de hinchas uruguayos emocionaba más. Todo sumó, el apoyo fue fundamental, gritaban como si estuviéramos ganando. Porque al igual que nosotros no les importaba el resultado.

Más allá del score, hubo mucho reconocimiento de parte de la prensa inglesa.

El score no era algo que nos preocupara, preocupaba el rendimiento y lo demostramos, por momentos cuando nos largamos a jugar hicimos cosas interesantes. Obviamente ellos prevalecieron en determinado momento, pero cuando nos metimos en la defensa de ellos logramos buenos momentos de rugby. Quizás lo que dejó sabor amargo fue no haber tenido más pelotas de calidad para jugar, pero las que tuvimos las supimos jugar. Me deja la sensación que cuando nos aplicamos al sistema causamos problemas a cualquiera.

¿Con qué sensación se fue del Millennium?

Creemos en nosotros, ese es el primer punto. Dijimos que teníamos un gran compromiso, de demostrar al mundo quiénes somos y nuestro juego. Y lo logramos. Ese era nuestro objetivo. No nos importaba el resultado sino demostrar de qué estamos hechos. Y creo que lo hicimos.


Acerca del autor

Comentarios