Defensor Sporting quedó en la puerta del título

Los fusionados vencieron a Aguada 80-62 y pusieron la serie 3-2; si ganan el viernes serán campeones

Defensor Sporting se frota las manos y comienza a disfrutar en el final de la Liga Uruguaya de Básquetbol, el cierre de temporada que soñó. Con una gran noche de Hamilton, los fusionados vencieron el lunes a Aguada 80-62 en el quinto partido de la serie que se define al mejor de siete encuentro, pusieron el playoffs 3-2, y si gana el viernes serán los nuevos campeones.

Aunque la irregularidad de los finalistas de la Liga Uruguaya de Básquetbol no permite asegurar el éxito de ninguno, los dirigidos por Gerardo Jauri se ubicaron en un lugar de privilegio en la definición.

El de anoche fue un partido extraño y muy diferente a las otras cuatro finales, porque hasta ayer los enfrentamientos fueron relativamente parejos. Sin embargo, en esta ocasión, los dos equipos se destaparon con rendimientos tan irregulares como sorprendentes. Hasta que a los 23’ Aguada pasó por primera vez 39-38 y se niveló el juego, los dos quintetos tuvieron su cuarto de hora excepcional: en los primeros 12’ de básquetbol, el fusionado estableció un 27-9, tan sorpresivo como justificado por la propuesta de los del Parque Rodó. En los siguientes 11’ fue el turno de Aguada, que logró un 30-11 y niveló el marcador.

Así llevaron al partido al mencionado 39-38 del inicio del segundo tiempo.

Defensor Sporting se plantó en la cancha en el primer cuarto con una actitud ganadora, con esa concentración defensiva que como siempre le brinda muy buenos réditos y que le permitió manejar el partido a su antojo. Aguada fue lo opuesto, débil en defensa –probó con todas las opciones, con hombre, zona, pero ninguna le dio resultados– y entreverado en ofensiva.

Otra vez, las finales de la Liga sorprendían por el vértigo que le ponían al juego, que Defensor Sporting sostenía con sus cinco titulares, mientras Aguada buscaba en Arbildi las soluciones que Diego González –el conductor del equipo– no le aportó.

En el segundo cuarto, Javier Espíndola mandó a la cancha a Alejandro Muro, y encontró con ese jugador en ofensiva las conversiones que empezaron a enderezar el camino de Aguada.Entonces, los rojiverdes, más a arrestos individuales de Smith y Muro, que del equipo, se acercaron, pero no pudieron pasar hasta el tercer cuarto.
El partido pareció ser otro a partir de ese momento, porque Defensor Sporting ya no imponía la propuesta del inicio del partido. Sin embargo, el básquetbol de Aguada se empezó a deshilachar, porque García Morales, que era quien debía aparecer para sostener a los rojiverdes, tuvo una noche de terror: anotó 18 puntos pero con 33% de acierto en lanzamientos de cancha y 67% en libres, muy bajos promedios para él.

Al mismo tiempo, Izaguirre comenzó a sumar para Defensor Sporting los puntos que no había convertido hasta ese momento. El fusionado se iba en el marcador y otra vez los de Espíndola hacían Aguada. El tercer cuarto lo ganó Defensor Sporting 59-54.
En el último período, en tres minutos, los fusionados firmaron el triunfo, aunque entre tanta irregularidad nada estaba dicho. Se distanció 67-56, Aguada perdió completamente el rumbo y le brindó la oportunidad a Defensor Sporting para conseguir el tercer triunfo en el playoffs.

Los fusionados irán el viernes por su tercera Liga en una década (ya ganaron en 2003 y 2009). Aguada tendrá que recuperar su mejor juego y a su figura para impedirlo, porque el fusionado está muy fuerte, y quiere copa.

Las estadísticas del partido


Populares de la sección

Comentarios