Defensor ganó en el último suspiro

Wanderers dominó el partido desde que el violeta se quedó con 10 en el primer tiempo, pero le faltó puntería y resultó fatal; en el minuto 90, con un disparo forzado, Ignacio Risso marcó la victoria

El triunfo agónico de Defensor Sporting sobre Wanderers se festejó con una euforia inusitada en el Franzini. No solo porque el gol llegó a los 90 minutos, sino por todo lo que sufrió Defensor Sporting para conseguir los tres puntos. Pero ese disparo de Ignacio Risso, medio trabado, sucio, se coló contra el caño y desató la algarabía en las tribunas y le permitió al equipo de Tabaré Silva mantenerse en el grupo de líderes.

Enfrente, la otra cara. El técnico de Wanderers, Alfredo Arias, no salía del asombro. Giró, caminó rápidamente y lanzó una patada al aire. A los 12 minutos Defensor quedó con 10 jugadores por la expulsión de Gutiérrrez y fue Wanderers el que manejó el partido. Atacó, movió la pelota, generó las oportunidades, pero no encontró la forma de hacer el gol. El violeta se metió atrás, aguantó y recién se animó en la segunda parte del complemento.

Silva tuvo que cambiar el libreto demasiado temprano. Primero por la expulsión de Gutiérrez. Bajó a Laxalt y perdió la explosión del juvenil por la banda izquierda. También le pidió mayor sacrificio a De Arrascaeta y Taborda se quedó solo arriba, perdiendo sistemáticamente contra los defensores bohemios.

El desarrollo del juego llevó a que Defensor, durante el primer tiempo, consumiera las pelotas en centros y centros. Solo la bajó e intentó algo diferente cuando la tuvo De Arrascaeta. Por momentos, el chiquito de Nuevo Berlín resultó imposible de marcar. Generó faltas cerca del área, tiros de esquina, la aguantó.

La prolijidad de Wanderers, a veces exasperante, fue protagonista del primer tiempo, con Maxi Rodríguez como estandarte. Lo que le faltó fue puntería frente al arco de Irrazabal. Tocó, abrió la cancha, buscó por las bandas, pero falló en el momento crucial. En el complemento Cabrera falló en dos oportunidades, en una de frente al arco y solo, la tiró por arriba. Después, Irrazabal atajó muy bien un disparo de Federico Rodríguez.

Defensor tuvo que quemar un cambio porque se lesionó Mario Risso, un mal endémico en los violetas que no liga nada con los zagueros.

La entrada de Nacho Risso en el complemento le dio más frescura al ataque. Se movió y ganó más que Taborda. Defensor se fue arriba, revivió. Cerca del final, Olivera salvó en la línea del arco un tiro de Pais. Después, Hernández derrochó un tiro libre muy cerca del área. Hasta que llegó la jugada del final. La pelota derivó hacia Amado quien metió el centro. Saltó Risso y no pudo cabecear, pero la pelota le quedó en el pie.

Remate y gol. Remate y delirio. Remate y mucha bronca.

Defensor Sporting 1-Wanderers 0

Defensor Sporting: Yonathan Irrazábal; Emilio Zeballos, Ramón Arias, Mario Risso, Juan Fernández; Julio Gutiérrez, Juan Carlos Amado, Leonardo Pais, Diego Laxalt; Giorgian De Arrascaeta y Sebastián Taborda. Director técnico: Tabaré Silva.
Wanderers: Martín Rodríguez; Jonathan Sandoval, Marcelo Méndez, Hernán Menosse, Maximiliano Olivera; Guzmán Pereira, Sebastián Gagnebin, Javier Cabrera; Maximiliano Rodríguez, Guilherme, Federico Rodríguez. Director técnico: Alfredo Arias
Cambios en Defensor Sporting: 32’ Matías Malvino (5) x M. Risso -lesionado-, 64’ Ignacio Risso (6) x Taborda y 74’ Aníbal Hernández x Laxalt
Cambios en Wanderers: 62’ Gastón Rodríguez (5) x Guilherme, 73’ Matías Santos x Pereira y 86’ Martín Díaz x Olivera
Cancha: Luis Franzini
Juez: Gustavo Siegler (6)
Gol: 90’ Ignacio Risso (D)
Amarillas: Hernández (D), Menosse, Guilherme y G. Rodríguez (W) EXPULSADOS: 12’ Julio Gutiérrez (D) y 86’ Hernán Menosse (W)


Populares de la sección

Comentarios