Defensor es así

La viola, después del gol de Callorda, sufrió dos expulsiones, movió piezas y terminó sufriendo pero se llevó los tres puntos ante Miramar

Antes de entrar al Méndez Piana me encuentro con el técnico de la Tercera división de Miramar Misiones. El saludo de rigor y la pregunta: ¿cómo salieron?

“Ni me hablés... jugamos un partidazo, manejamos la pelota todo el partido pero nos metieron cuatro goles. En la primera que tuvieron nos hicieron el gol. Es Defensor”, me respondió resignado.

Jamás imaginó que después de los 90 minutos del partido de fondo la historia volvería a tener puntos de comparación.

El local anduvo con la pelota, la llevó de un lado al otro de la cancha, la manejó en la zona central.    Jugó con la ventaja de tener 9 jugadores contra 8 de su rival por las expulsiones, lo arrinconó en los minutos finales, pero no hubo forma. Defensor Sporting, con sufrimiento hasta el final, se llevó los tres puntos del Méndez Piana.

¿Cómo los logró? Dominando el primer tiempo y sufriendo en el segundo, en un partido de clima caliente y con un arbitraje de Andrés Martínez que dejó alguna duda y muchas broncas.

Después de avisar con un tiro libre de Olivera, la viola llegó al gol. Sobre los 17’ Callorda recibió en el área, acomodó, remató y la pelota mordió el zapato de un rival para meterse abajo. Miramar, que hasta entonces manejaba la pelota pero con escaso peso ofensivo, sintió el impacto.

La viola se plantó en la cancha. Mejoró los problemas padecidos al inicio por la zona derecha de su zaga donde Ramos lo debordó un par de veces a Zeballos. En el medio comenzó a tomar la pelota con Gedoz como doble cinco, con De Arrascaeta y Olivera cerca para dialogar. Entonces no extrañó que contara con un par de chances más. Una palomita de De Arrascaeta y un tiro libre de Olivera sacado por Berbia.

Pero sobre el final del primer tiempo comenzaron los problemas. De Arrascaeta le hizo un sombrero a Maldonado y cuando se aprestaba a definir el defensa lo empujó, pero el juez Martínez desestimó.

La pelea mediática derivó en un encontranazo entre Berbia y Charamoni. Y se sumaron todos. El juez terminó expulsando Malvino y Fernández.

Para el inicio del segundo tiempo Tabaré Silva reacomodó las piezas. Puso al debutante Lucas Morales de lateral izquierdo y Silva pasó al centro de la zaga. Miramar esperó un poco para realizar cambios.

A los 30 segundos Ríos tuvo el empate para el cebrita que volvió a tener la pelota.  El DT violeta paró a De Arrascaeta como una especie de puntero derecho y fue cuando se vieron los mejores momentos de Defensor. A los 10 el propio volante obligó a una intervención de Berbia y dos minutos después el golero le ganó otro mano a mano.

Hasta que a los 21’ Ramón Arias le entró durísimo a Guardado de atrás y fue roja directa bien decretada. Otra vez cambios en la visita. Fleurquin en lugar de De Arrascaeta. Defensor quedó con un 4-2-1-1. Con Gedoz y Arambarry multiplicándose en la marca.

El cierre del partido fue un sufrimiento para la viola. Miramar le apedreó el rancho. Duarte puso a un botija Mirabajes que fue un demonio por derecha. Entonces debió aparecer Campaña para salvar dos claras situaciones. Y no hubo forma de entrarle. Después de encontrar un gol en el primer tiempo, quedar con dos hombres menos, mover piezas y tener que sufrir hasta el final, la viola se llevó los puntos. Defensor es así.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios