Defensor conquistó Las Piedras

Después de dos derrotas consecutivas, la viola se reencontró con el triunfo, con gol de Robert Herrera a dos minutos del final, en una de las canchas que deja huellas en la pelea por el título

El Parque Artigas de Las Piedras tiene la extraña particularidad de ser una de las canchas que marcan el rumbo del campeonato. Los motivos son claros: los grandes no van y los clubes que pelean el torneo contra Peñarol y Nacional no la pasan bien cuando viajan al escenario de Juventud.

Las dimensiones de la cancha. La cercanía del público con las tribunas. El estado del campo de juego, donde muchas veces el pique de la pelota te puede jugar una mala pasada. Cambiarse en un contenedor acondicionado a vestuario. Todo cambia.

Y Defensor terminó saldando la dura misión a dos minutos del final y luego de pasarla mal en algunos pasajes del partido.

Pero poco le importa. Después de dos derrotas dolorosas, que habían generado nerviosismo a nivel de tribuna, la viola se reencontró con el triunfo.

El técnico Tabaré Silva, debido a lesiones y sanciones, debió mover piezas para viajar a Las Piedras. Reapareció Robert Herrera en el lateral izquierdo y acomodó el medio con otra disposición. Dos para marcar y dos para generar.

Pero acaso lo principal fue volver a poner juntos a Risso y Nico Olivera. Dejaron en claro que se entienden, que juegan bien por abajo y que hablan el mismo idioma. Fue mediante una acción de la mencionada dupla que llegó la primera acción de Defensor: Pared Risso-Olivera que terminó con remate del volante apenas afuera.

Y dos minutos después Callorda sorprendió con un remate que se estrelló en el palo. Fueron 10 minutos donde el equipo de Tabaré Silva salió decidido a marcar la cancha.

El tema es que la viola no mantuvo el ritmo. Las condiciones de la cancha y el juego que propuso el rival, con mucha gente en el medio, dificultó su tarea.

Y el partido entró en un bajón. La pelota viajaba de un lado al otro sin que los goleros intervinieran. Recién a cinco del final Olivera asistió a Risso y el palo devolvió la pelota que había cabeceado.

En el complemento el que movió piezas fue Juventud. El técnico De Armas entendió que era hora de salir a buscar el partido con mayor peso ofensivo. Su equipo se diluye cuando llega a la zona caliente.

Entonces ingresó Lucas Cavallini. Y cambió el viento en Las Piedras. En los primeros minutos Juventud inclinó la cancha sobre el arco de Martín Campaña.

A los 4 Cavallini aguantó a Malvino de espaldas al arco y cuando se aprestaba a definir lo trabaron justo.

Enseguida le pegó de aire a una pelota que terminó sacando el golero violeta.

Y otra vez el bajón en el partido. Como había ocurrido en el primer tiempo la lucha se centró en el mediocampo. El aburrimiento fue generalizado.

La pelota volvió a viajar de un lado al otro sin destino fijo.

Tabaré Silva mandó a Felipe Gedoz al campo y Defensor ganó un poco más de peso ofensivo sobre el sector izquierdo.

Y la viola despertó en el momento indicado. A falta de ocho minutos para el final del partido tuvo su momento.

A los 37 un tiro libre de Nico Olivera apenas por arriba. A los 38 un centro de Rentería que se cerró y sacó Berbia. A los 39 un cabezazo difícil de Ramón Arias que despejó el golero del elenco local. Y el gol llegó en la hora. A dos del final Herrera encontró una pelota y se mandó. Le pegó duro, rebotó en el zaguero De Barros y dejó sin asunto a Berbia.

Tres partidos después la viola se reencontró con el triunfo, lo hizo en una cancha que marca el rumbo del campeonato.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios