Defensa improvisada para jugar ante Danubio

Con Darío descartado, Macaluso casi afuera y Torres en duda, Da Silva paró en la práctica una defensa conformada por Silva, Valdéz, González y Ragusso. Novick entrenó diferenciado

Peñarol se volvió una enfermería. La poca rotación de jugadores en la doble competencia y la mala suerte se conjugaron para que a Da Silva se le genere un problema. Para el fin de semana se perfila una defensa improvisada. Torres, Macaluso y Novick están en duda. Darío Rodríguez y Miguel Amado siguen en recuperación.

Los aurinegros realizaron trabajos físicos y tácticos con pelota en Los Armos, de cara al partido del próximo sábado ante Danubio por la quinta fecha del Clausura. Las novedades más importantes pasaron por la conformación de la defensa en un trabajo táctico.

La misma la integraron Baltasar Silva, Carlos Valdéz, Alejandro González, de zaguero izquierdo, y Nicolás Raguso, que luego fue sustituido por Walter López. Las variantes fueron obligadas por las lesiones de Macaluso, que hizo trabajos físicos en el gimnasio, y Torres, que se limitó a realizar el calentamiento y trotar alrededor de la cancha.

Quien también se movió diferenciado fue Marcel Novick, el volante central, habitual titular en el esquema del “Polilla”, trotó alrededor del campo y expresó a El Observador “No sé si llego ante Danubio, vamos a ver”.

En el trabajo defensivo a cargo de Sergio Cabrera, quienes integraron el doble cinco fueron Sebastián Píriz e Ignacio Nicolini. Cristóforo, posible titular el fin de semana, entrenó junto a la selección Sub 20 con miras al mundial de Turquía en julio.

Por su parte, los delanteros del plantel hicieron trabajos de definición junto a Jorge Da Silva. Quien formó parte de este movimiento fue Mauro Fernández. El “Rayo”, como le dicen al argentino, está totalmente recuperado de su lesión y seguramente ocupe un lugar en el banco de suplentes ante los franjeados.


Populares de la sección

Comentarios