Debut soñado de Nacional

El tricolor le ganó 1-0 a Lanús como visitante con un gol de Hugo Silveira
Nacional tuvo un arranque soñado en el grupo 7 de la Copa Libertadores. Venció 1-0 a Lanús de visitante con un gol de Hugo Silveira en el primer tiempo. El tricolor tomó el control del partido desde el pitazo inicial del árbitro chileno y lo mantuvo hasta el final, si bien en el inicio del complemento pasó zozobras.

Arrancó el partido con el sistema 4-4-2 adelantado por Martín Lasarte, con la inclusión de Álvaro González en lugar de Brian Lozano. Más aplicado a la marca el Tata, dueño además de los tiros de pelota quieta, le brindó otra seguridad al conjunto albo.

Kevin Ramírez fue el volante-delantero por la izquierda, con la colaboración de Alfonso Espino. Por ese sector generó Nacional las principales jugadas en el primer tiempo. Con velocidad de estos dos futbolistas y con una presión constante en la salida que hicieron Sebastián Fernández y Hugo Silveira.

El arquero Andrada tuvo que salir presuroso de su área para cortar los avances de los delanteros albos en más de una oportunidad. Silveira probó desde lejos cuando iban 10 minutos, antes de marcar el gol cuando transcurrían 25.

Una jugada por izquierda entre Ramírez y Espino derivó en un pase al medio del lateral y la llegada por el medio del centrodelantero para tocar a la red. Fue el primer gol en la temporada del exdelantero de Cerro, que el año pasado en el Uruguayo Especial hizo dos.

Hasta ese momento el campeón argentino no había podido desplegar su mejor fútbol. Solo arrebatos individuales de Román Martínez o de Lautaro Acosta. El uruguayo Alejandro Silva, en su versión de puntero derecho, no aportó demasiado, aunque mejoró algo en el complemento, pero Espino se las ingenió para controlarlo.

Con un Polenta seguro, el fondo tricolor provocaba que Lanús intentara con remates sin peligro desde afuera del área. Hasta que a los 35, tras un tiro de esquina, Silveira salvó a Conde en la línea del arco. La pelota le rebotó en el brazo, pero el árbitro hizo caso omiso a la protesta de los locales que reclamaron penal. Fue esa la jugada de mayor riesgo en el arco de Nacional.

En el segundo tiempo el equipo de Lasarte sufrió más. El golero Esteban Conde tuvo mayor participación que en el primero y a los 67 realizó una estupenda atajada tras un cabezazo de Martínez en el área chica. Esa incidencia fue tan importante como el gol de Silveira o como la propia salvada del delantero nombrada anteriormente. Después el golero se quedó con un disparo de Sand.

El bloque defensivo se retrasó unos metros y quedó expuesto. Tal vez por el cansancio de jugadores como Tata González que llegó al club con un buen tiempo de inactividad o quizá el propio planteamiento de Lanús, que salió más decidido, urgido por el marcador en contra.

De todas formas Lanús no provocó más a pesar de tener el control de la pelota. Las estadísticas marcaron que el granate tuvo el 72% de posesión del balón, pero en su mayoría fueron toques hacia los costados, tratando de abrir a la defensa tricolor, sin demasiado éxito.

Ofensivamente, Nacional apeló al contragolpe con Ramírez que tuvo una buena oportunidad de derecha y después entraron Rodrigo Aguirre y Tabaré Viudez. Aguirre pudo aumentar después de un error defensivo, pero el golero Andrada estuvo atento y veloz para cortar el remate del delantero.

Así, con una labor destacada en defensa de Rafael García y Diego Polenta, más la velocidad de Espino y de Ramírez, y el oportunismo de Silveira, Nacional se trajo los tres puntos desde Buenos Aires y encabeza el grupo junto a Chapecoense. La semana que viene recibe a Zulia en el Parque.

Embed


Populares de la sección