Déborah: "Si me dedicara solo a correr tendría el doble de resultado"

La atleta se molestó mucho porque una rival la bloqueó: "Me dieron ganas de ir a pegarle un cachetazo"

Enviado a Río

¿Cómo se siente tras correr en la segunda mejor marca de su carrera el 800 m pero sin poder alcanzar las semifinales de los Juegos?

Fue una carrera muy buena, sabía que iba a ser muy difícil porque me tocó la serie más dura, pero estoy muy contenta porque pude hacerles un buen ritmo, estuve a solo tres décimas de mi marca para las pocas carreras de 800 m que tuve en el año ya que estuve buscando la clasificación en el 400 vallas hasta último momento y no se dio. Chau. No se dio la clasificación pero estoy acá cuando estuve cerca de quedarme afuera de los Juegos Olímpicos.

Al tener peor marca que las rivales, ¿la estrategia pasaba por prenderse con las que marcaran el ritmo adelante?

Si, no soy corredora nata de 800 m por lo que no me quedaba otra que hacer eso, ya que es una carrera muy estratégica. A los 420 me pegaron un codazo que me desequilibró y no estoy acostumbrada a este tipo de carreras porque el 400 vallas se corre por andarivel y nunca me pasó que me vengan a romper las bolas. Ellas también hacen un cambio de ritmo que en un abrir y cerrar de ojos se te escapan que fue lo que me pasó, pero igual dejé todo y sigo apostando a mi carrera: tengo 23 años, soy una pendeja, estoy para más y confío en eso.

¿Cuando terminó la carrera no fue a hablarlo con la competidora que la empujó?

No. Me dieron ganas de ir a pegarle un cachetazo en el medio de la cara y decirle 'jugá limpio' porque yo no voy por la carrera pechando o metiendo codos, corro y hago mi carrera. Ella me empujó, me pegó un codazo y me sacó de foco. También son chanchas cuando te encierran, no te dejan salir y no podés cambiar el ritmo.

A los 420 me pegaron un codazo que me desequilibró y no estoy acostumbrada a este tipo de carreras porque el 400 vallas se corre por andarivel y nunca me pasó que me vengan a romper las bolas. Déborah Rodríguez

¿Qué la dejó con sensación amarga y qué la dejó contenta?

Lo que no se dio es que soñaba con estar en una semifinal, aún sabiendo que era muy difícil. Lo que me deja contenta es de que a pesar de no haber tenido muchas carreras de 800 m hice una buena prueba. Yo soy corredora de 400 vallas y salí a meter pechera. Sé que me sirvió de experiencia y también que llegué a los Juegos con marca y no como invitada como en Londres.

Déborah Rodríguez
Déborah Rodríguez en los Juegos de Río
Déborah Rodríguez en los Juegos de Río

Entre 2011 y 2013 corrió el 800 m una sola vez por año y recién en 2014 empezó a hacerlo en forma más constante, ¿la seguirá corriendo junto al 400 vallas?

Este año la corrí dos veces en marcas desastrosas, corriendo sola cuando no existe correr sola un 800 m que es una prueba muy rítmica. El año pasado solo tuve dos competencias fuertes: el Sudamericano que gané y el Mundial donde estaba molida por haber corrido antes el 400 vallas. Es muy poco, busqué la marca del 400 vallas hasta el 11 de julio y el tiempo que invertí en eso me sacó de foco para preparar el 800 m. Sé que el año que viene hay Sudamericano y Mundial, lo hablaré con mi entrenador en su momento, pero mi prueba son los 400 vallas, me quiero perfeccionar en esa prueba, tengo mucho por crecer y no hay ninguna atleta en el mundo que corra 400 vallas y 800 m. No hay chance, el año que viene me enfocaré solo en los 400 vallas.

Da entonces por cerrada su participación en el 800 m de cara a futuro

Y sí... Cuando gané el Sudamericano disfruté el 800 m, pero amo correr 400 vallas, es mi pasión y cuando se corre con pasión las cosas salen naturalmente. Veremos, capaz que en una buena carrera me sale un 2.00 en una Liga de Diamante en 800 m y cambio (risas).

Yo me tengo que buscar la vida, no puedo decir que no estudio porque sino el día de mañana no soy nadie. Y después hay gente que me pide una medalla... Déborah Rodríguez

¿Y qué tiene pensado hacer de cara al nuevo ciclo olímpico fuera de las pistas?

Estoy estudiando comunicación, trabajo intentando aprovechar mi carrera deportiva de la mejor manera posible, trabajo con mi imagen para el Ministerio del Interior, para diferentes empresas. Soy una buscavidas, es lo que hay en el Uruguay.

¿Y cuándo llega a competir a este nivel con qué otras realidades se encuentra?

Mirá, el otro día conversaba en el comedor de la Villa Olímpica con una amiga y me decía que ella gana miles de dólares al mes, no estudia porque cuando termine la carrera tiene trabajo garantizado en el deporte, tiene su casa, su auto, sus cosas... Yo no, yo me tengo que buscar la vida, no puedo decir que no estudio porque sino el día de mañana no soy nadie. Y después hay gente que me pide una medalla... Le dedico ocho horas al entrenamiento, mis horarios al estudio y al trabajo. Pero no me quejo, soy agradecida de poder hacer todo. Los que ganan medallas olímpicas son los que se dedican exclusivamente a esto. Si me dedicara solo a correr obtendría el doble de los resultados que tengo, pero no puedo porque me tengo que asegurar el futuro también. Por eso no somos profesionales, porque no tenemos la oportunidad de hacerlo.


Acerca del autor