Debe remontar en casa

Danubio abrió su camino en la Sudamericana con una derrota ante Universidad Católica por 1-0
Luchó, corrió y dejó todo, pero el debut de Danubio en la Copa Sudamericana dejó el trago amargo de la derrota, la incógnita de no saber qué hacer cuando necesitó atacar y la esperanza de que la lleva está abierta.

El primer tiempo tuvo la tónica típica de una Copa cuyo formato no deja espacios para arriesgar. En un partido de 180 minutos, jugando como visitante y haciendo su primer partido oficial de la temporada, Danubio llevó a la Católica a hacer su juego.

Cerró las líneas, presionó la salida y con Faber y Viana como volantes centrales, intentó hacerse de la pelota. Con Zarfino por derecha y Sosa por izquierda, González se sintió cómodo y abasteció a Olivera que tuvo un par de ocasiones como para ilusionarse.

Sin embargo, la falta de actividad oficial y lo tirano que suele ser el calendario para los equipos uruguayos, le pasó factura a un equipo uruguayo al que sólo le dio la nafta para cumplir con una parte del libreto.

Danubio se fundió temprano y a partir de los primeros 15 minutos regaló pelota y terreno para hacer pesar su condición defensiva sobre la ofensiva.

El equipo se partió, Zarfino y Sosa no se desdoblaron, a González no le llegó la pelota y Olivera se murió de frío, solo en el área.

Danubio no tomó riesgos ni tampoco sufrió por la falta de iniciativa de su rival.

El descanso le dio un plus para tomar aire, oxigenar la propuesta e intentar imponer condiciones ante un equipo que, salvo Lanaro, no tiene puntos altos en defensa.

Para el complemento Danubio mejoró en actitud, volvió a ser un equipo combativo en la zona media del
campo de juego y González debió retroceder para entrar más en contacto con la pelota.

Cerró las líneas, presionó la salida y fue más solidario desde el juego hasta el ingreso de Mark González, que fue el revulsivo del equipo chileno.

Desde su ingreso, la Católica dominó las acciones y, sobre el final Roberto Gutiérrez rompió el cero. Danubio, en casa, tiene la última palabra.

Universidad Católica 1:0 Danubio

Estadio: San Carlos de Apoquindo (Santiago, Chile).

Árbitro: Raúl Orosco (Bolivia).

Universidad Católica: Cristopher Toselli, Cristián Álvarez, Guillermo Maripán, Germán Lanaro, Juan Carlos Espinoza, Fabián Manzano, César Fuentes, Fernando Cordero, Diego Rojas, Christian Bravo y David Llanos.

Danubio: Franco Torgnascioli, Agustín Peña, Joaquín Pereyra, Fabricio Formiliano, Federico Ricca, Gastón Faber, Agustín Viana, Giovanni Zarfino, Leandro Sosa, Ignacio González y Juan Manuel Olivera.

Goles: 84′ Roberto Gutiérrez (UC).

Tarjeta Roja: 78′ Agustín Peña (D).

Tarjetas amarillas: 37′ Franco Torgnascioli (D). 73′ y 78′ Agustín Peña (D), 74′ Ignacio González (D).


Populares de la sección