De un dopaje insólito a campeón mundial

La Shawn Merritt ganó el martes la medalla de oro de 400 m dos años después de ser suspendido por consumir un esteroide para aumentar el tamaño de su pene

En mayo de 2010, el estadounidense LaShawn Merritt dio positivo de esteroides.  Era por entonces campeón olímpico y mundial de los 400 metros llanos.

El hombre alegó haber usado una sustancia en un tratamiento para aumentar el largo de su pene.  Pareció una excusa increíble pero le sirvió: en octubre su sanción fue reducida de 21 a solo tres meses.

Pero entonces el asunto lo trastocó y su reinado en la prueba cayó a mano de Kirani James, de Granada. En los Juegos Olímpicos de Londres 2012 abandonó por una lesión.  

Sin embargo, Merritt recuperó el martes en el Mundial de Moscú su trono al imponerse con  43.74. Y James llegó entre los del fondo, séptimo.

 


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios