De pistero de estación de servicio a la Villa

Tras la muerte de su padre volvió a Conchillas, pensó en dejar el fútbol y se puso el overol; hoy volvió y es una de las figuras de Cerro

Estaba muy bajoneado y pensó en dejar todo. El fútbol ya no lo atraía porque había fallecido su padre y se volvió a Conchillas, su ciudad natal en Colonia.

Allí no quiso dejar sola a su madre con sus hermanos mayores y se puso el overol para laburar en una estación de servicio de pistero. Estuvo seis meses y su hermano que es ingeniero, lo llevó a Montes del Plata en la que era encargado de la balanza que pesaba camiones. Estuvo otros seis meses. Mientras tanto, lejos del profesionalismo, Luis Urruti, de él se escribe, despuntaba el vicio de la globa en Agraciada FC de sus pagos.

Allí se había iniciado en el baby en un club con un nombre diferente: Pueblo Gil Conchillas.

Ya con 12 años viajó unos kilómetros para vestir la casaca de Uruguayo de Carmelo.

Hasta que a los 15 recaló en la capital. Lo trajo Mario Barilko, pero se fue casi enseguida. "Estaba el Chavo Díaz como técnico de las inferiores de Defensor Sporting. Aguanté dos semanas, pero extrañaba demasiado y me fui", recuerda Urruti a Referí.

Volvió a su tierra y fue campeón sub 18 con la selección de Colonia. "A los 18 me vine a Fénix. Jugué en Cuarta, en Tercera y Rosario Martínez me hizo debutar en Primera", dice.

Allí fue que se volvió por el fallecimiento de su padre. Pero Álvaro Escames lo llamó para venir a jugar a Cerro. "Mi vieja y mi hermano me dijeron que me subiera al tren y me vine", indicó.

Su mamá lo extraña mucho y dos por tres lo va a visitar a su casa de Malvín. "Me trae de todo cada vez que viene. Se apronta el bolso. Me cocina, me limpia. Después se va y lo hago yo. ¿Si sé cocinar? Lo que mejor me sale es el asado al horno con papas y también hago buenos tucos para pastas".

El hábil volante de Cerro estudió periodismo deportivo pero lo pudo hacer solo durante seis meses porque se lesionó la rodilla de forma grave.

"Jugaba en la Primera de Cerro –me había hecho debutar Danilo Baltierra– y el técnico era el argentino Pablo Rodríguez (ex ayudante de Marcelo Gallardo). Me había desgarrado y estaba para volver, entonces me bajaron a Tercera para que hiciera fútbol. Jugué en el Franzini contra Defensor y em rompí los ligamentos cruzados y los meniscos", recuerda Urruti.

La recuperación no le demandó seis u ocho meses, como es normal, sino que estuvo parado durante un año.

"Lo que sucedió es que entre Cerro y mi representante no se ponían de acuerdo quién me pagaba la operación. Cerro no tenía un peso, entonces pasaron cuatro meses porque en la Médica Uruguaya tenía que hacer cola para que me operaran".

Al final fue Escames quien desembolsó US$ 6 mil para que Carlos Voituret lo operara.

Volvió en enero pasado a jugar y la nota jocosa la dio una llamada –hace apenas cuatro meses– desde Médica Uruguaya para decirle que se fuera aprontando que estaba registrado para operarse cuando ya hacía tiempo que estaba jugando. ¡Ya había pasado casi un año y medio!

Baltasar Silva es quien oficia de su chofer. Le queda de paso y lo lleva y lo trae todos los días a las prácticas del Tróccoli.

"Él pone la nafta y el auto y yo le cebo mates y le doy galletitas", dice sonriendo. Aunque en realidad "mi familia hace vino casero y salamín y yo le traigo solo a él quien queda loco de la vida", admitió Urruti.

Cerro marcha tercero y de no haber perdido dos puntos en la hora ante River en la fecha 10, estaría solo a dos unidades de Nacional.

"Este es un grupo tremendo. En los últimos seis meses, fallecieron las madres de dos compañeros y entre todos, salimos de estos tropiezos. ¿El hincha? Me sorprendió por lo pasional que es. Sufre, pero ahora le estamos dando una alegría enorme".

Así es la vida de este volante que apunta a seguir sorprendiendo.


LA FRASE

"De los goles que hice, el que más rescato es el que le anoté a Nacional por cómo fue y porque me ayudó a crecer y a darme más confianza".

Luis Urruti

Volante de Cerro


ACEVEDO EN SU VIDA

Sobre el actual técnico de Cerro, Eduardo Acevedo, Urruti dijo que está "muy agradecido" porque "fue quien confió en mí y me dio la oportunidad de ser titular. Labura mucho en las prácticas durante toda la semana".

A su vez, explicó que el técnico albiceleste "siempre está motivado. Si estás mal, te da para adelante para que te levantes y sigas luchando. Es muy importante para nosotros". También ponderó la importancia de los referentes como Boghossian, Pellejero y el Coto Correa. "Me ayudan mucho y siempre me están aconsejando en todo momento", indicó.

LAS CIFRAS

3 goles. Son los que lleva convertidos Urruti en lo que va del Torneo Apertura.

23 años. Son los que tiene el volante de Cerro y tiene una importante proyección a futuro.

3 veces. Lo fue a buscar Plaza Colonia, el club de su departamento, pero por una cosa u otra nunca llegaron a un acuerdo para que recayera allí.


Populares de la sección

Acerca del autor