De Pena y su guardaespaldas

Las subidas del punta y el lateral Espino fueron claves en el triunfo del tricolor, que reiteró fallas defensivas

Con cinco goles en 45 minutos, Nacional se destapó y volvió a ganar en el Clausura luego de un irregular arranque. Los tricolores mejoraron en ataque, pero reiteraron fallas en la defensa, para terminar el partido ante Atenas por 5-3.

¿Qué cambió en el equipo de Álvaro Gutiérrez? Los albos concretaron jugadas que en otros partidos no podían culminar por falta de puntería y hasta de fortuna.

También generaron muchas más situaciones de ataque. “Nacho” González, que regresó a la titularidad, fue quien se encargó de armar el juego con combinaciones con Carlos De Pena, pases largos a Leandro Barcia y proyecciones personales, lo que le permitió llegar a definir en tres ocasiones.

Además, la dupla de De Pena y Alfonso Espino volvió a rendir en gran nivel. Cada vez que recuperaba la pelota Nacional, el lateral comenzaba a correr por la izquierda para pasar por detrás del puntero y llegar a las jugadas.

Así se generó el tiro de esquina para el primer gol tricolor. En el segundo tanto, ambos se proyectaron y Espino arrastró marcas, y en el tercero la jugada comenzó por la izquierda para pasar a la derecha.

Nacional estuvo más fino con la pelota y tuvo los espacios de un rival que le jugó de igual a igual.

Pero la actuación tricolor no fue perfecta: recibió tres goles. La defensa falló cuando sus zagueros, Carlos Valdes y Diego Polenta -dupla que debutaba- se separaron. Eso dejó huecos a Atenas, que aprovechó con pases entrelíneas. El segundo gol del equipo de San Carlos nació de una innecesaria salida de Polenta en el medio de la cancha, cuando ganaban 4-1.

Los tricolores deberán corregir errores, lo que siempre es mejor luego de un triunfo.

De Pena: “El ‘2-1’ es de los puntos más fuertes”

El punta tricolor contó cómo trabaja con el lateral Alfonso Espino, con quien generó varias jugadas para el triunfo ante Atenas

¿Cómo trabajan las jugadas de ataque con Alfonso Espino?

Las trabajamos mucho y sabemos que quizás es de los puntos más fuertes, porque Álvaro (Gutiérrez) nos pide que hagamos el ‘2-1’. Y cuando tenés dos jugadores rápidos hay que saber aprovecharlos. Álvaro me pide que cuando tenga la pelota encare al lateral y cuando el Pacha (Espino) me pase, se la dé. Y si el lateral se va con él, que yo haga la personal, tire el centro o intente definir como en el primer gol. Creo que se le hace difícil a un lateral tener que marcar a dos hombres que vienen en velocidad y lo supimos aprovechar.

¿Espino es como un socio?

Sí, obviamente. Si lateral y punta se entienden bien es una gran ventaja porque, tanto para atacar como para defender, se pueden complementar.

¿Le costó tener su mejor nivel en el Torneo Clausura?

En estos partidos capaz que no me estaba sintiendo en la forma que me gusta hacerlo, que es teniendo una gran participación. Sí en lo físico, pero con la pelota capaz que no me encontraba en la mejor forma. Y el domingo pude recuperar eso. Hacer goles te da mucha confianza, serle útil al equipo también

¿A los grandes les cuesta varios partidos lograr su nivel?

Sí… Lo que pasa es que yo creo que a los equipos grandes todos le viene a jugar ‘el’ partido, porque es  la chance para ganarle a un grande, para mostrarse, porque va por la tele... Entonces un equipo chico viene a jugar ‘el’ partido del campeonato. Y es algo lógico (...) Cuando un equipo chico convierte un gol puede ser que haga tiempo o enfríe las cosas, y ahí es cuando a los grandes les cuesta.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios