De Pena se fue sin permiso y Nacional estudia si le da el tránsfer

En el club triocolor hay molestia con el jugador y con el Grupo Casal con cómo se dio la situación
La transferencia del delantero de Nacional Carlos de Pena derivó en una inesperada crisis entre el jugador, la institución y el Grupo Casal, luego que el delantero viajara sin la autorización del club a Inglaterra para enrolarse al Middlesbrough de la segunda división inglesa.

De hecho, el pase aún no está confirmado, ya que hoy el club deberá analizar si otorga el transfer, luego que De Pena viajara en una situación irregular, que tomó por sorpresa a la mayoría de los directivos tricolores. La directiva no aprobó la transferencia, y de hecho tampoco se había tratado en la reunión semanal de los lunes, ya que se entendía que el pase se había caído.

El viaje llegó "a regañadientes" y en el medio de una "presión" al presidente de la institución Eduardo Ache, según informaron fuentes del club a Referí.

El club tiene el 50% de la ficha del jugador, y el resto pertenece al Grupo Casal, que lo compró en US$ 1,5 millones y que fue el encargado de negociar el pase.

La operación por el restante 50% rondaba en los 3 millones para Nacional, y aunque se estaba cerca aún no se había llegado a un acuerdo. El período de pases de Inglaterra cierra este martes a las 18 horas de ese país, y por eso hay nerviosismo en el jugador por cerrar el pase.

La palabra de Ache

"Tengo claro que no fueron las condiciones correctas. En esto perdemos todos", dijo ayer por la noche el presidente del club Eduardo Ache en Fox Sports Radio. "La situación hoy es que la transferencia no se hace", aventuró el dirigente, aunque acto seguido matizó: "Tendremos que poner en la balanza lo positivo y lo negativo, y ver cómo se sale de esto con el menor daño para la institución".

Ache reconoció que en términos generales el club estaba de acuerdo con la transferencia, pero las idas y vueltas que tuvo en las últimas horas el tema fue lo que provocó molestia y la negativa de la institución a aceptar el pase.

"Hay formas y formas de hacer las cosas. Nosotros facilitamos la transferencia; el domingo se nos dijo que no se hacía y no dejaron una puerta abierta. Hoy se nos llamó para decir que se hacía y que el jugador estaba en el aeropuerto, que tenía que viajar. No era la forma acorde. Después pasó el accidente, la internación y todo lo demás. Esto no lo provocó Nacional. Tendremos que vivir con ello y tomar decisiones", expresó Ache, que amplió. "Todos estábamos de acuerdo, no entiendo por qué tenía que salir de esta manera. Se generan hechos y bretes innecesarios. A veces la forma es más importante que el fondo", agregó el presidente, quien consultado sobre si Nacional dará el transfer del jugador, prefirió no opinar. "No voy a responder ahora; no es una decisión personal".

La novela

La negociación tuvo varias idas y vueltas. El sábado estaba hecho, pero el domingo se informó que la negociación se caía. Ayer el jugador estuvo varias horas en el Aeropuerto esperando el ok del Grupo Casal para viajar, y se terminó yendo a su casa sobre el mediodía, cuando sufrió un accidente en la rambla, por el cual el jugador y su madre fueron trasladados al Hospital Británico.

Incluso el gerente deportivo Alejandro Lembo informó en VTV que el jugador había sido dado de alta, pero que se quedaría en el hospital "acompañando" a la madre, que había quedado internada.

Esa era la información con la que se fueron los dirigentes de la reunión semanal, informaron varios integrantes de la directiva a Referí. En el encuentro se trató lateralmente el tema, porque se entendía que el pase se había caído y porque el presidente Ache no había concurrido al encuentro por razones de salud.

Pero sobre el final de la tarde se concretó el viaje de De Pena a San Pablo para luego seguir a Londres, situación que provocó gran sorpresa. Incluso un dirigente del oficialismo manifestó en un primer momento su incredulidad de que, por el perfil del jugador, tomara una decisión así.

Ahora la directiva tendrá en sus manos la posibilidad de decidir si aprueba o no la transferencia del jugador, en una situación que puede marcar un quiebre en una relación entre el club y el principal empresario del fútbol uruguayo, que había mejorado notoriamente en los últimos tiempos.



Populares de la sección