De Pena firmó el pase sobre la hora

Finalmente los tricolores cedieron y enviaron la documentación para que el delantero firme con Middlesbrough por tres años; la revisión médica la hizo en las instalaciones del club Ituano de San Pablo
Carlos De Pena (23 años) jugará en Middlesbrough, de la Segunda división de Inglaterra. Ayer pasó la revisión médica y luego firmó un contrato por tres años. Todo lo hizo en las instalaciones del club Ituano de San Pablo (origen de Juninho Paulista, ex figura del Boro), hacia donde viajaron un médico y un funcionario del equipo inglés, porque el tiempo no le daba al futbolista para llegar a Europa y cumplir con el trámite. El período de pases terminaba a la hora 18.

El delantero tiene pasaporte italiano, por lo que no necesita permiso de trabajo para jugar en Inglaterra. Esta madrugada regresó de San Pablo a Montevideo, donde permanecerá 48 horas antes de sumarse a su nuevo club.

Nacional recibirá US$ 2.500.000 por la transferencia total según informó un dirigente del club a Referí. Los tricolores le habían vendido el 50% de la ficha al empresario Francisco Casal por US$ 1.500.000, dinero que aún no terminaron de cobrar. Es decir que por el otro 50% Nacional recibirá US$ 1 millón.

Los presididos por Eduardo Ache no estaban de acuerdo con la operación y por eso el lunes no autorizaron el viaje del jugador, según informó el propio presidente a sus pares de directiva. De Pena igual viajó, no sin antes dejar varios capítulos para la polémica.

Ache narró ayer en Sport 890 paso a paso los últimos episodios del culebrón. "El viernes hablé con De Pena en Los Céspedes y me dijo 'quiero irme, no me tranques el pase'. Es por eso que el sábado Munúa decide que no concentre, porque estaba con la cabeza en el pase".

El presidente albo dijo que el domingo lo llamó Casal: "Discutimos sobre valores, me dijo 'esto está muy justo, no sé si sale' y a las dos horas volvió a llamarme para decirme que se cayó y así lo comuniqué en todos lados", agregó el dirigente.

Entonces Nacional tuvo que desarmar la operativa de viaje que había delineado, que incluía el vuelo junto a De Pena del gerente general de la institución, Martín de Castro, y el asesoramiento en Inglaterra de Santiago Baraibar, ex dirigente de tricolor que reside en aquel país.

Pero el lunes todo volvió a cambiar: "A las 11:30 me dijeron que el pase se había hecho, que el jugador estaba en el aeropuerto porque viajaba a las 13 (contó Ache). Yo le dije, 'Paco, esto no es un tema ni de plata, es un tema de forma, de tiempo. A esa hora teníamos la directiva y resolvimos que no viajara. El jugador regresa y tiene el accidente, pero como a las 16:30 me llama y me vuelve a decir lo mismo, que iba a viajar de tarde y le puse por escrito (a De Pena) 'Carlos, con el dolor en el alma te tengo que decir que no. Es un tema institucional".

Pero el futbolista ya tenía decidido viajar y así lo hizo. De manera que Nacional tuvo que resolver si enviaba el transfer o trancaba el pase. Finalmente, el club cedió y ayer envió la documentación: "La decisión que tomamos es la menos mala para todos. Nos hubiese gustado que Carlos actuara de otra manera, pero nosotros como dirigentes tenemos que resolver en el sentido más equilibrado", señaló el directivo Pablo Durán.

Sesión extraordinaria


El 20 de noviembre del año pasado unos pocos dirigentes de Nacional participaron de una sesión extraordinaria de la comisión directiva. Ese día se resolvió vender la mitad del pase de De Pena a Casal y también se aprobó la Memoria y Balance Anual, que fue presentada a los socios el lunes 1º de diciembre.

Nacional había ganado unos días antes el torneo Apertura con De Pena como figura del equipo que entonces conducía Álvaro Gutiérrez. En ese momento se informó a Referí que una primera cuota se cobraría de inmediato y el resto ingresaría en caja en el lapso de seis meses, que era lo que el futbolista iba a permanecer en el club. La intención de los dirigentes era que jugara el Clausura y la Copa Libertadores 2015.

La negociación le permitía a los tricolores solucionar a corto plazo aspectos financieros y en ese momento se acordó que la forma de pago era conveniente. "Si es un buen negocio o no, no lo sabemos. Lo que sí sabemos es que en este momento le sirve al club. Nos aseguramos un dinero que será mucho si el futbolista no mantiene el nivel que ha mostrado en este campeonato y también un 50% por si es un fenómeno y explota en el futuro", manifestó en aquel momento un directivo.

Fue una operación "similar a la que hizo Liverpool con Carlos Núñez. Le vendió a Peñarol el 25% en US$ 1 millón, se aseguró la plata, y ahora el jugador está en una etapa en que puede estancarse o recontra valorizarse", agregó el mismo dirigente.

Aunque Palestino de Chile les cortó abruptamente los sueños de Copa Libertadores, De Pena se transformó en una figura notable del equipo en el primer semestre de este año que terminó con el título uruguayo ganado frente a Peñarol.

Después del Clausura, el nombre de De Pena sonó con fuerza en Porto, como parte de un negocio que incluía a Maximiliano Pereira.

Pero el destino terminó siendo Inglaterra, donde jugará con Cristhian Stuani. El Daily Mail informó ayer que el total de la operación se hizo por 1.8 millones de libras esterlinas, unos US$ 2.800.000, pero no es una cifra oficial.

Aitor Karanka, técnico de Middlesbrough dijo que De Pena "será un muy buen fichaje para nosotros. Una de las cosas más importantes es que quería unirse a nosotros. Me dijo desde el primer minuto que no podía esperar más para empezar a trabajar con nosotros".

Así se cerró el pase de De Pena. Sobre la hora y con polémica.

Populares de la sección

Acerca del autor