De pandilleros a olímpicos, las esperanzas de EEUU en boxeo

Shakur Stevenson y Claressa Shields pasaron de pelear en las calles a ser promesas del boxeo olímpico; ahora buscan el oro para Estados Unidos

Las historias de Shakur Stevenson y Claressa Shields tienen un denominador común: el boxeo les rescató de las pandillas callejeras para convertirles en atletas de élite. Stevenson, de 19 años, y Shields, de 21 años, son las mayores esperanzas del boxeo estadounidense en los Juegos Olímpicos de Rio.

En Londres, y contra pronósticos, Claressa Shields, entonces una adolescente de 17 años a la que el boxeo salvó de las pandillas y las drogas, rescató el maltrecho orgullo del pugilismo de Estados Unidos al ganar la única medalla de oro olímpica en la disciplina.

"Entonces decían que no podía hacerlo, que era demasiado joven. Dijeron que las chicas con mayor experiencia me darían una paliza, pero olvidaron que soy una luchadora, una sobrevivinete de la calle", manifestó la joven. A sus 17 años y 145 dias, Shields fue la boxeadora más joven en ganar una medalla de oro olímpica.

El boxeo fue un escape para esta chica de sonrisa abierta, que desde Londres 2012 se convirtió en una estrella mediática, ofreciendo por todo el país conferencias de motivación para que los jóvenes se alejen de las pandillas."Les muestro que hay otra opción. El deporte es una opción. Todo depende de nuestras decisiones", explicó Shields.

Ahora, con 21 años, Shields llega con cartel de favorita, tras haber ganado el título mundial en 2014 y defenderlo con éxito a principios de este año. "Yo quería una mejor vida. No quería que mi hermana o mi hermano pequeño se acostaran a dormir sin comer una vez más. El boxeo me lo dio todo", añade.

Shakur, el boxeo por el rap

Shakur Stevenson no quería ser boxeador. No le temía a las peleas, pues desde que tenía uso de razón su vida fue una pelea constante por sobrevivir en un barrio peligros de Newark, Nueva Jersey.

Shakur quería ser rapero, como su héroe musical Tupac Shakur, el famoso rapero que fue muerto a tiros en 1996 en un viaje a Las Vegas para ver un combate de boxeo. Pero la vida tiene disyuntivas, y luego de ver morir a algunos de sus compañeros de barrio, y a su propio alter ego, Stevenson se decantó por el boxeo, deporte que comenzó a practicar desde los cinco años.

El joven de 19 años es comparado, por su velocidad e inteligencia en el cuadrilátero, con el gran Floyd Mayweather, que peleó en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y se retiró el pasado año convertido en leyenda.

Stevenson es el primer púgil estadounidenses que ganó títulos mundiales infantiles y juveniles y una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Con ese aval llega a Rio para buscar una medalla en la división de los pesos gallos, ante rivales más fogueados y con mayor currículum. Pero a Shakur, el mayor de nueve hermanos, nada lo intimida.

"Tengo muchas ganas de ganar una medalla de oro y hacerlo delante de toda mi familia", dijo Stevenson, quien no se deja intimidar por la presencia de los profesionales en Río.

"No me importa quien suba. Ellos no stán acostumbrados a pelear cada dos dias, y yo si, en los torneos", acotó.

Los Juegos Olímpicos han lanzado la carrera de algunos de los más grandes boxeadroes de loa historia: Mohamed Ali, Joe Frazier, George Foreman, Sugar Ray Leonard, Floyd Mayweather, Oscar de la Hoya y Evander Holyfield.


Fuente: AFP