De la euforia a la admiración

Este Rugby Championship parecía una película. Y como en toda buena película, el desenlace estaba antes del final

Este Rugby Championship parecía una película. Y como en toda buena película, el desenlace estaba antes del final. No iba a ser en la última escena, la de Rosario la semana que viene ante Australia, sino en La Plata. Ante el campeón del mundo, el equipo al que todos quieren ganarle.

Con el haka, con el abrazo Puma, con el himno cantado por el exrugbier y actual tenor Omar Hasan, con 40 mil personas cantándolo a voz en cuello, con el capitán Fernández Lobbe largando las lágrimas. Con la expectativa más grande que se haya visto alrededor de un partido de la selección argentina de rugby. El estadio era una verdadera locura. Y el inicio alentó esa euforia, con el espectacular try de Martín Landajo.

Rugby de hemisferio sur, ese al cual Los Pumas se empiezan a parecer. Pero luego, la respiración se cortó. Y la aplanadora de los All Blacks se hizo sentir en su versión más cruda: cuatro tries en 20 minutos, para casi liquidar el encuentro con el 32-15 con el que se iban al descuento.

Fue un golpe, pero a su vez, con el partido objetivamente liquidado, dio la posibilidad a la gente de disfrutar de la clase de los All Blacks. De dejar el fanatismo a un lado, para ver una exhibición de rugby inusual para estos rincones del planeta.

Mas noticias de deportes en www.zillertal.com.uy


Populares de la sección

Comentarios