De campeona a olvidada: Gabby Douglas se quejó de que le hicieron bullying

La atleta estadounidense no se llevó la mano a su pecho cuando emitían el himno y recibió toda clase de críticas que la hicieron llorar

Gabby Douglas acababa de terminar la última entrevista posterior a la competencia de rutina y última de su carrera olímpica, y sus ojos se llenaron de lágrimas después de que alguien le preguntó acerca de la última ola de críticas que había recibido en Estados Unidos.

"Traté de permanecer fuera de internet porque solo hay mucha negatividad", admitió Douglas al ser consultada por las historias que se difundieron después de que Estados Unidos ganó la competición por equipos.

Los artículos sugirieron que no exhibió el decoro apropiado en el estrado de medallas. "O bien se trataba de mi pelo o no tenía la mano sobre mi corazón cuando emitieron el himno o lucía deprimida... Fue hiriente. Ha sido mucho en contra para lidiar", aseguró.

Douglas señaló: "Me disculpé si ofendí a alguien", ya que simplemente se mantuvo en posición de firme en lugar de copiar a sus cuatro compañeras de equipo, quienes tenían sus manos sobre sus corazones. "Siempre he dicho que era un honor representar a Estados Unidos", dijo.

Después de que Douglas dio las gracias a todos en el área de prensa y dio paso a Madison Kocian, quien ganó la medalla de plata en la competencia de barras asimétricas, la gimnasta caminó hasta una esquina y se largó a llorar. Una mujer se acercó y le entregó lo que parecía ser un pañuelo de papel. La mujer pasó un brazo alrededor del hombro de Douglas y le dio unas palmaditas un par de veces.

La madre de Douglas, Natalie Hawkins, fue más directa y le dijo a la agencia Reuters que su hija era víctima de "bullying". "Lo que vi en las gradas", dijo Hawkins, "era alguien que estaba sufriendo y ella también estaba enojada. Lo que pasó por su cabeza fue: "Estoy siendo atacada por todo lo que hago, por lo que bien podría no hacer nada. Porque no importa lo que haga, estoy siendo atacada".

Simone Biles, que ganó medalla de oro en el individual general de Río 2016 -el mismo título Douglas ganó en los Juegos Olímpicos de 2012- habló de cómo este equipo está tan cerca como hermanas, y cómo Douglas, una de sus mejores amigas en el equipo, fue una de las primeras en felicitarla. "Las amo... Yo siempre las apoyo", dijo Douglas.