De Arrascaeta, mejor volante: la cancha es su lugar de diversión

Giorgian De Arrascaeta se consolidó en el primer equipo de Defensor Sporting jugando donde más le gusta y donde pierde la timidez

Te hubieras votado como mejor volante de creación? le preguntó el periodista. “Je, no sé. Si me votaron por algo será, yo qué sé”, respondió Giorgian De Arrascaeta, elegido por los periodistas como el 10 más destacado del Campeonato Uruguayo 2013-2014. La timidez lo marca de cerca al botija de Nuevo Berlín que ya en la temporada anterior, con 19 años, fue elegido como la revelación del torneo.

Un año después, “tengo más responsabilidades, pero trato de seguir con mi vida normal y divertirme en la cancha”.

Fuera del campo de juego “trato de ir al shopping con mi novia, pasear... La gente te conoce más también por lo que hicimos con Defensor”. Se refiere a la gran campaña del equipo en la Copa Libertadores.

Su padre, Alfredo, sigue con el reparto de pan en el pueblo, aunque Giorgian ahora puede ir a visitarlo en su propio automóvil: “Hace nueve meses que ando manejando. Alguna raspadita tiene el auto, pero nada grave. Es difícil manejar en Montevideo y nosotros que somos de afuera... Algún día libre me voy para allá y en vacaciones fuimos a Salto”.

Recuerda con cariño sus primeros pelotazos en Nuevo Berlín: “Iba a la escuela de mañana y al mediodía salíamos rápido en bicicleta para ir a la práctica. Ni comíamos”, confiesa.

La cancha donde él jugaba “la cuidaban bastante porque era la única”. Hoy es un hermoso mini estadio para el fútbol infantil: “Me alegra por el pueblo, por los chicos que se divierten jugando a la pelota y a uno le hubiese gustado tenerlo en su momento”.

Giorgian no empezó como titular en Defensor este año. “Fui entrando de a poco, creciendo y después no salí más”.

Recordó que “no estaba en ritmo y los compañeros se encontraban mejor”. El año pasado De Arrascaeta participó del Mundial sub 20, un campeonato “que ayuda a formarte como jugador, a tener confianza”.

Barcelona se interesó en él. “Me ilusioné, pero luego traté de olvidarlo” dice el futbolista. Actualmente le quedan dos años de contrato con Defensor, aunque un grupo de empresarios ya adquirió su ficha en US$ 3,4 millones.

Muchos lo pidieron para el Mundial de Brasil y seguramente llegará ese momento de vestir la celeste mayor. Él no quiere apurarse, está bien así, divirtiéndose cada vez que patea una pelota.


Populares de la sección

Comentarios