Danubio tiró abajo la imagen de Nacional

El invicto, la punta del torneo y el equipo compacto que intenta construir Arruabarrena, sucumbieron en Jardines frente a Danubio y el descaro de dos atacantes con el potrero en el cuerpo

El invicto de Nacional se hundió en Jardines del Hipódromo. Danubio aprovechó con el oportunismo de sus delanteros los desaciertos defensivos del tricolor y consiguió un festejado triunfo por 2-0. Jonathan Alvez en el primer tiempo y Líber Quiñones en el segundo, marcaron los goles que echaron por tierra la buena imagen que estaba construyendo el equipo de Rodolfo Arruabarrena en el Apertura.

El técnico intentó desde el primer día de la pretemporada edificar la base con una defensa sólida y fue un cúmulo de errores. El primer gol llegó de una pelota frontal que Quiñones peinó delante de Benegas y Alvez definió ante la lentitud de Bava. La inestabilidad tuvo otro punto fuerte cuando De Los Santos intentó salir con un enganche largo y no le quedó otra opción que tirarse con los dos  pies porque Alvez le robaba la pelota. Falta y roja. Transcurría media hora de juego.

Danubio consiguió el segundo gol en el complemento, aprovechando otra inestabilidad de la defensa rival, aunque en ese caso comprensible, porque se le iba el partido, no lograba la igualdad y las mentes estaban tan nubladas como el día.

Pero Nacional no solamente defeccionó atrás. El resto del equipo tampoco dio pruebas de superación. Danubio fue el propietario del mediocampo, especialmente cuando entró Miguez y formó un doble cinco con Porras. En ese aspecto, la lesión de Canobbio le acomodó el equipo a Leonardo Ramos.

El talentoso volante de la Franja se sintió después de rematar al arco cuando transcurrían siete minutos. El ingreso de Miguez le brindó más consistencia para controlar el juego de Nacional.

Ni Fernández ni De Pena pudieron desequilibrar por las bandas. En el centro quedó Arismendi para marcar a todos. Después pasó un rato a jugar de zaguero cuando la roja de De Los Santos. Y Nacho González se metió en un pozo del que no pudo salir nunca.

Toda la semana se habló de él. De cómo lo iban a recibir en Jardines. De la hostilidad de cierta parte de la hinchada. De la bandera. Tal vez eso influyó en su mente y anuló su capacidad de juego. Pero no se puede dejar de lado la tarea de Porras y de Miguez. Y también el devenir del juego, porque después de la expulsión del zaguero albo, tuvo que atrasarse unos metros para defender más que crear.

Careció de chispazos, esos que encendió en los partidos anteriores. Nacional tampoco tuvo a Recoba para que lo levantara de la siesta futbolística. Una molestia en los gemelos lo sacó del partido.

Cuando suceden estas cuestiones los técnicos se olvidan del libreto y apelan al manotazo de ahogado. El Vasco refrescó el ataque con el Morro García y con Cavallini. Armó la ofensiva con tres delanteros (los dos que entraron se sumaron a Alonso), pero sin que nadie les creara el circuito. Álvarez lo intentó un par de veces por derecha, pero el cabezazo salvador no se dio en esta oportunidad. Los atacantes y los volantes estaban a kilómetros de distancia.

Danubio hizo su juego. Aprovechó las fragilidades de Nacional y facturó en su casa con dos atacantes inquietos, molestos, goleadores. Dos jugadores que no salieron de la cantera de Danubio -cosa rara-, pero que parecen hechos a la medida del paladar danubiano. Tanto Alvez -llegó de Torque- como Quiñones -made in en Racing- tienen el potrero en el cuerpo.

Resultaron una pesadilla para los defensores albos. Especialmente Alvez. Guapo, querendón, hábil, estuvo siempre en las jugadas más importantes del partido.

Danubio también fue consistente en defensa, con Viera y Velázquez como pilares en el centro del área, con la seguridad de Ichazo, y en el mediocampo la regularidad de Porras.

Así construyó una gran victoria. Así tiró al piso el invicto de Nacional y la imagen que intenta construir Arruabarrena. Lo sacó de la punta del torneo y le planteó dudas, que deberá resolver antes del partido con River Plate. . 

Danubio 2 - Nacional 0

Danubio: Salvador Ichazo; Hugo Soria, Jadson Viera, Emiliano Velázquez y Pablo Lima; Camilo Mayada, Gonzalo Porras, Federico Ricca y Fabián Canobbio; Líber Quiñones y Jonathan Álvez. Director Técnico: Leonardo Ramos

Nacional: Jorge Bava; Pablo Álvarez, Guillermo De Los Santos, Ismael Benegas y Juan Manuel Díaz; Álvaro Fernández, Diego Arismendi, Carlos De Pena e Ignacio González; Richard Porta e Iván Alonso. Director Técnico: Rodolfo Arruabarrena.

Cambios en Danubio: 13' Pablo Míguez por Fabián Canobbio, 63' Sergio Leal por Camilo Mayada y 84' Julio Ferrón por Jadson Viera

Cambios en Nacional: 45' Andrés Scotti por Carlos De Pena, 61' Santiago García por Richard Porta y 76' Lucas Cavallini por Ignacio González

Estadio: Jardines del Hipódromo
Árbitro: Martín Vázquez
Asistentes: Nicolás Taran y Danilo Giménez

Goles: 17' Jonathan Álvez y 68' Líber Quiñones (Dan)
Expulsado: 30' Guillermo De Los Santos (Nac)
Amonestados: P. Lima, G. Porras, J. Viera, C. Mayada y F. Ricca (Dan); A. Fernández y J. Bava (Nac)

 

 


Populares de la sección

Comentarios