Danubio tiene instinto salvaje

La franja derrotó 2-0 a Racing con el brutal poderío goleador de Álvez y Quiñones

Jonathan Álvez es mañero y atrevido. Líber Quiñones un asesino en serie para los arqueros rivales. Danubio los disfruta: tiene a la mejor dupla ofensiva del torneo, razón de sobra para ser el único líder del Torneo Apertura.

Con ese potencial, el franjeado derrotó este domingo a Racing 2-0 en el Roberto.

A pesar de que pasó un susto en el arranque del partido y que su primer tiempo fue muy pobre.

Pero le alcanzó con meter un par de pelotas potables en el área en el segundo tiempo para que Álvez y Quiñones se encargaran de convertir la paridad en abrumador dominio. El fastidio en fiesta. Las dudas en el campo en convicción de líder.

Racing se insinuó mejor en el arranque del partido. Un remate de Tabó y un desborde de Acosta, donde Ichazo apareció con una gran ataja, pusieron al franjeado contra su arco.

Pero cuando Porras y Míguez terminaron de acomodarse en el medio, el trámite se equilibró. Pero el partido entró en un pozo. Danubio toqueteó en forma lateral y se reiteró una y otra vez en largos e intrascendentes pelotazos de Lima.

El primer tiempo fue paupérrimo: 26 infracciones y una sola llegada de Danubio donde Ignacio González remató muy alto en una jugada forzada tras un lateral.

Pero todo cambió a los tres del segundo tiempo cuando Álvez dejó de recibir ladrillazos. Mayada, que en el primer tiempo fue un espectro, avanzó por la punta y ubicó al 9 en el área. El exTorque giró y la mandó a guardar. Contreras no pudo contener la furiosa potencia del disparo. Chau Racing. Chau partido.

Mayada se soltó. Su aceleración por la banda derecha tuvo en jaque a la defensa local todo el complemento.

Danubio controló el juego y comenzó a manejar la pelota con fluidez. Sin brillar en ningún momento, pero imponiéndole al rival un agobiante dominio psicológico.

Y así llegó el segundo. Lima mató una pelota llovida con sutil calidad y puso su único centro preciso en el partido. A Quiñones se la bajaron y antes de definir se dio tiempo para pensar de que no tenía que gritar el gol por su pasado racinguista.

No pasó más nada. Racing no generó juego ni peligro. Se reiteró en centros y se chocó contra un defensa sólida. Danubio contragolpeó sin profundidad. Ya no estaban Álvez ni Quiñones. Porque ya lo habían liquidado. Con su temible instinto goleador. 

La ficha
Racing 0-2 Danubio
Racing: Jorge Contreras, Gonzalo Aguilar, Rodrigo Brasesco, Manuel Fernández, Enzo Ruiz; Carlos Díaz, Ernesto Dudok; Cristian Tabó, Daniel Acosta, Agustín Gutiérrez; Luis Gorocito. DT Rosario Martínez
Danubio: Salvador Ichazo, Hugo Soria, Fabricio Formiliano, Emiliano Velázquez, Pablo Lima; Camilo Mayada, Gonzalo Porras, Pablo Míguez, Ignacio González; Jonathan Alvez y Líber Quiñones. DT Leonardo Ramos
Cambios en Danubio: 48’ Sergio Leal (5) x J. Álvez, 72’ Carlos Canobbio x L. Quiñones y 84’ Horacio Sequeira x I. González
Cambios en Racing: 57’ Marcelo Gamarra x A. Gutiérrez, 64’ Jesús Trindade x G. Aguilar y 82’ Diego Zabala x C. Tabó
Cancha: Parque Roberto
Juez: Fernando Falce (6)
Goles: 47’ J. Álvez (D) y 64’ L. Quiñones (D)
Amarillas: Tabó, Fernández (R); Míguez, González (D)

 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios