Danubio está quebrado

El campeón es goleado, sus hinchas discuten y las deudas se acumulan

El plantel no cobró los premios por ganar el Uruguayo. Hay retraso en el pago de los salarios. Se pidió dinero prestado hace dos años y no se pudo devolver. Hay atraso con la frutería, la carnicería, la barraca. En la cancha, el campeón está quebrado. Una parte de la gente se la agarró con el técnico Leonardo Ramos. En diciembre hay elecciones y muchas cosas de la interna salen a luz. La franja luce quebrada y la situación preocupa.

Es obvio que a nadie le gusta que se ventilen las necesidades de su club, pero en Danubio lo asumen de frente y con valentía. Nadie se esconde para admitir la realidad.

“Sí, es verdad. Estamos atrasados con quienes le dan la fruta a los gurises de las juveniles, con la carnicería, la barraca, no lo vamos a ocultar. Pero me llama la atención que desde el domingo no se habla de otra cosa que no sea de Danubio”, admite el vicepresidente de la franja Leonardo Goicoechea a El Observador.

Mientras, el presidente Óscar Curutchet reflejó su sentimiento: “Hoy tenemos unas cuantas deudas. Los premios no se pagaron. Estamos con un atraso de un mes y unos días. Claro que preocupa pero sabemos que la única salida es la transferencia de algún jugador”.

Por su parte el vicepresidente de la franja, comentó: “No vendimos jugadores y tenemos un presupuesto alto y como te pasa en tu casa, te podés atrasar con la UTE, la OSE, es obvio. Tenemos deudas con proveedores, es verdad, y para ellos solo tenemos palabras de agradecimiento”.

¿Qué le pasa a Danubio es la pregunta? ¿Por qué en pocos meses el campeón se derrumbó? ¿Cómo se sale de esto?

“El club tiene un presupuesto mensual de US$ 320 mil y hay que tener las cosas claras de cómo se obtiene ese dinero”, comentó Walpirio Cardozo, que fue candidato a las elecciones.

No hay una sola explicación. Es un cúmulo de situaciones que llevan a este momento a esta “coyuntura institucional de la cual se hace lo posible por salir”, admite Goicoechea.

En diciembre hay elecciones en el club y muchos miran y ven en Arturo Del Campo al bombero que pueda apagar el foco de fuego que hay en Maroñas.

Temas económicos:
La situación preocupa a los dirigentes. El club tiene deudas y lo admiten con valentía. No lo esconden. Se deben salarios, aguinaldos, premios y hasta dinero que se solicitó prestado. “Hay una plata que se cobró de un pase que pertenece al Grupo Casal y la directiva anterior (presidida por Hugo Sebastiani) les pidió para utilizar el dinero debido a que estábamos mal.

Nos dejaron el dinero y ya pasaron dos años y no pudimos pagar esa deuda”, reconoció Goicoechea.

Asimismo, admitió que se le pidió dinero a Tenfield. “Son dos cosas distintas. A Tenfield se le pidió un préstamo, un adelanto de los contratos de derechos de televisión por la participación en los torneos de verano”.

¿A qué atribuyen la situación? “Hay un atraso, los jugadores y los funcionarios lo han podido entender porque el tema es cristalino”, admitió Goicoechea. “Es imprescindible una transferencia para finalizar el año sin deudas”, dijo el presidente Curutchet.

El Observador también consultó a Walpirio Cardozo, candidato a la presidencia en las pasadas elecciones. “Nosotros tenemos una visión distinta. Si hubiera sido presidente, de pronto Danubio no ganaba su cuarto campeonato pero ahora lo estaríamos peleando con jugadores nuestros”. Goicoechea expresó que el tema se soluciona vendiendo. “Mayada en 20 días se vende y va a entrar dinero por derechos de formación de Velázquez”.

Temas deportivos:
En la cancha el equipo luce quebrado. Le convierten goles con facilidad. Es goleado y lejos está de aquella imagen de campeón que mostró en la pasada temporada. El técnico Leonardo Ramos es cuestionado por un sector de la hinchada.

Justo es decir que nunca tuvo un amplio grado de feeling con los hinchas. Le achacan los jugadores que trajo. Basta entrar al Facebook del club para darse cuenta de los reclamos.

El hecho de que el equipo no camine llevó al técnico a poner el cargo a disposición, pero la directiva no lo aceptó.

“En realidad me lo dijo en el partido con Wanderers que estaba el cargo en disponibilidad. Ahora ni hablamos del tema porque yo le dije que no se habla más, cumplimos con el contrato y seguimos trabajando”, admitió el presidente Curutchet.

El vice, Goicoechea, tiene su pensamiento: “Hay un afloje propio de haber salido campeones. El equipo no está ensamblado. Se fue la columna vertebral como Velázquez, Porras y Álvez. No es una justificación, es tratar de explicarlo. Las incorporaciones vinieron tarde y no se ensamblaron”.

El presidente opina en el mismo sentido: “¿A qué atribuimos esto? A un equipo que nunca se terminó de armar. A rendimientos individuales y colectivos muy bajos, es una realidad. Nos sigue faltando con la pelota y tuvimos gran cantidad de lesiones”.

Temas internos:
Cuando las cosas van mal es común que salgan a luz las penurias. En las últimas horas llegó a El Observador la versión de que la barraca que provee los productos para la cancha cortó el crédito. Y que en el partido con Rentistas regaron solo en el entretiempo porque no había cal para marcar el campo de juego. Las versiones no fueron confirmadas por ningún dirigente consultado.

Hay quienes dicen que los salarios se están pagando en dos tandas. Y en que pocos días abonan la segunda tanda del mes de julio.

“Me llama la atención que desde el domingo de noche se habla de Danubio. Hay alguien que está operando a nivel electoral. Me parece que hay gente que perdió su lugar histórico en el manejo del club y lo quiere retomar. Hay datos que salen, que no es culpa de los periodistas, que se los dan de adentro. Pero ni tan calvo ni con dos pelucas”, dijo Goicoechea.

Y aclaró: “No estoy hablando de Arturo Del Campo que está para presidente de la AUF y no necesita nada de esto porque si se presenta en Danubio gana al galope. Son mandos medios que operan, dirigentes medio pelo”.

A propósito de Arturo, en diciembre hay elecciones y su nombre siempre sobrevuela Maroñas. Fuentes que se mueven en los corrillos del club dicen que ya hubo contactos con Del Campo. Otros señalan que para volver no quiere que exista lucha electoral.

Temas de tribuna:
Y en medio de todo este panorama la gente comenzó a tirar la bronca por los resultados y la cara que muestra el equipo en el campo de juego. 

El domingo se produjo algún cruce de insultos en Jardines donde muchos le apuntaron sus dardos al técnico Leo Ramos.

“Me llamó la atención la poca paciencia de algunos plateistas. Muy pocos. La mayoría quedamos sorprendidos por como trataron a Leonardo (Ramos). Y se aumentó porque Leo reaccionó hacia ese sector de la platea y eso generó de pronto una situación media violenta”, dijo el presidente Curutchet a El Observador por lo vivido luego de la derrota contra Rentistas.

En las redes sociales se le critica al entrenador porque “el equipo no juega a nada” y por la incorporación de “los hermanos Canobbio que se pasan lesionados”.

Asimismo, los hinchas cruzan insultos entre ellos porque hay quienes entienden que los que critican son injustos porque hace apenas unos meses estaban celebrando justamente el campeonato de la mano del actual entrenador.

El vicepresidente del equipo de Maroñas, Leonardo Goicoechea dijo que “a mí no me llama la atención todo esto que pasa, porque el hincha de Danubio es históricamente así lo insultan al técnico como si fuera el último paria”.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios