Danubio consiguió un agónico y polémico triunfo

Con un gol discutible de Malrechauffe y otro de Ardaiz sobe el final, el franjeado venció 2-1 a Boston River
Danubio se presentó en Trinidad, en cancha del duro Boston River, donde logró una victoria tan ajustada como polémica a seis minutos del final que le permiten dormir como único líder del Campeonato Uruguayo Especial en la noche del sábado y cargar de presión a Nacional, que estará obligado a derrotar a River Plate si mantiene las esperanzas de seguir mirando de arriba al resto.

El partido comenzó torcido para Danubio, lejos del juego ideal que pretende Leonardo Ramos y esa incomodidad se plasmó cuando el volante fusionado Pablo Ceppellini abrió la cuenta en el primer tiempo. Danubio sintió el golpe y no fue hasta la charla en el descanso que el equipo reaccionó en busca de generar situaciones en ataque para inclinar la balanza a su favor.

La reacción la encabezó Damián Malrechauffe quien firmó la igualdad del partido que devolvió a Danubio al juego y lo puso en carrera. Pero ese gol fue muy discutido por los jugadores de Boston, que entienden que la pelota no ingresó al arco de Berbia. El tiro del zaguero pegó en el palo y el golero la sacó desde la línea.

Cerca del final, cuando el reloj marcaba los 84 minutos, el juvenil Joaquín Ardaiz, señalado para los goles importantes en este Uruguayo Especial, anotó el 2-1 que le bajó la cortina al partido. Otro gol también que generó dudas, ya que el delantero se llevó el balón tras una falta al zaguero.

El delantero de Boston River y goleador del torneo, Federico Rodríguez, publicó un tuit molesto con el arbitraje: "La triste realidad del futbol Uruguayo, no gana el que mejor juega sino el que tiene más peso institucional. Así estamos, una vergüenza".

Embed



Embed


Populares de la sección