Damiani le pidió a la barra que vaya

"Que vengan a alentar pero no queremos a los que nos hacen perder partidos y nos complican", expresó el presidente aurinegro

Al mejor estilo de los gremios laborales, la barra de aliento de Peñarol parece estar en conflicto. La medida de los integrantes de la Ámsterdam pasa por no tocar los elementos de percusión en el primer tiempo.

Ocurrió en la presentación de Diego Forlán y se reiteró la medida en la primera fecha del Apertura contra Cerro. En el segundo tiempo, cuando ingresa, dedican los primeros minutos a entonar cantos contra la directiva, muchos de los cuales no son seguidos por el resto de los habitantes de la tribuna popular mirasol.

El domingo agregaron un detalle más entre sus medidas. Llevaron una bandera que colgaron de un anillo de la tribuna que rezaba: "Violencia es mentir". Y abajo decía: "Las banderas no matan gente".

El presidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, hizo referencia al distanciamiento del club con la barra de aliento diciendo: "Queremos que venga la gente de la Ámsterdam a alentar, no queremos a los violentos. Es un sello los hinchas de Peñarol, pero los buenos hinchas no los que nos complican haciéndonos perder puntos, dinero y campeonatos, esos no van a tener chance con nosotros".

Damiani, a la salida del Estadio, agregó la resolución de la directiva: "Todos los procesados, automáticamente si son socios quedan suspendidos y cuando resuelva la justicia se los regresará al padrón si son inocentes y si son culpables no estarán".


Populares de la sección