Damiani: "Hay que dar señales aunque perdamos el título"

El presidente de Peñarol le dijo a Referí que lo lamenta por el esfuerzo de los jugadores y cuerpo técnico, pero que estos incidentes "se tienen que terminar de una vez; llamé a Ache para felicitarlo"

La bronca no le dejaba celebrar ni su propio cumpleaños. Juan Pedro Damiani, el presidente de Peñarol, estaba en su casa luego del partido tratando de festejar sus 57 años justo el domingo. Se lo notaba molesto sobre todo, por los incidentes bochornosos –una vez más– no tanto por el resultado.

"Llegó el momento de dar señales. Estoy repodrido de todo este tema de la violencia. No conozco ningún club del mundo que con la violencia haya ganado algo", indicó Damiani a Referí.

Según el titular carbonero "todo esto que sucedió es penoso y aunque suene a frase hecha, vamos a hacer todo lo necesario para terminar con esto. Espero que hayan sido filmados los responsables de la hinchada del club y si son socios, los vamos a denunciar como corresponde".

El presidente agregó que "yo fui con mi hijo chico y tuvimos que soportar los gases que tiró la Policía como mucha gente. Es una barbaridad total".

"Más allá de los 7 minutos que dicen que faltan jugar, tenemos que dar una señal. Aunque perdamos un título. Fijate que los jugadores hicieron un esfuerzo bárbaro para remontar un 2-0, lo lograron y después vino todo esto", expresó Damiani.

"Reitero que esto va más allá de esos 7 minutos. Si podemos ganar el campeonato de los delincuentes, lo haremos. Entiendo a Pablo (Bengoechea) y a los jugadores, pero esto se tiene que terminar de una vez. A Peñarol no le hace nada un campeonato más o uno menos, pero hay que empezar a erradicar a esta gente", dijo Damiani a Referí.

"Más allá de los 7 minutos que dicen que faltan jugar, tenemos que dar una señal. Aunque perdamos un título", expresó Damiani.

Damiani admitió que llamó a Eduardo Ache, presidente tricolor "para felicitarlo por el título".

"Aún no estamos muertos"

Pablo Bengoechea dijo en la conferencia de prensa "faltan jugar 7 minutos. El partido está suspendido. Todavía no estamos muertos".

Según Bengoechea, "le dije a Nievas cuando él me indicó que el partido estaba suspendido y que quedaban 7 minutos, que se estaba preparando un festejo. 'Lo que pasa es que no nos podemos meter en el trabajo de todo el mundo. El partido está suspendido' me indicó.

El DT de los carboneros citó a sus futbolistas para el martes en Los Aromos pensando en que se van a disputar los 7 minutos del partido suspendido.


"Son cosas del fútbol que se deben erradicar de una vez"

"La intensidad nuestra en el primer tiempo no fue la que debía. Logramos empatar un 2-0 y terminó con la suspensión del partido a falta de 7 minutos. Esperemos ver qué sucede en esos minutos porque era obvio que si seguía el partido alguna jugada más íbamos a tener", dijo Antonio Pacheco. El capitán agregó que "el primer tiempo fue de ellos, el segundo nuestro. Tuvimos una remontada muy buena".

Consultado por Referí por los incidentes pensó mucho antes de contestar y dijo: "Entristece lo que es el fútbol porque son cosas que no deberían suceder. Pero bueno, a mí se me criticó mucho en el clásico anterior, porque antes de preguntarme a mí, hablaron todos de mí, de lo que yo había dicho y nadie sabía lo que había dicho (con respecto a la foto en conjunto de ambos equipos). Yo le manifesté a los dirigentes lo que pensaba. Hablé con los muchachos de Nacional y también le dije lo que pensaba. Y bueno... tendrán que rever aquellos comunicadores y dirigentes del fútbol qué es lo que sucede. Nosotros entrenamos y vivimos para jugar al fútbol y tratamos de hacerlo bien. Después, lo demás, son cosas del fútbol que deberían erradicarse de una vez por todas".

Refugio en el vestuario

Alguna de las esposas de los futbolistas de Peñarol con sus propios hijos, debieron refugiarse en el vestuario mismo en el momento en que la Policía tiró gases. El viento llevó todo hacia la América y no solo la gente y los periodistas debieron soportarlo. Valentina, la esposa de Antonio Pacheco, debió ingresar casi corriendo con su pequeño hijo Benjamín ambos con los ojos rojos y llorosos. Una situación que fue lamentable en todo sentido en pleno partido.

LA FRASE

"Tristísimo, penoso, lamentable. No sé qué palabra utilizar. Pero algo hay que hacer acá. Están secuestrando gente, hay robos por todos lados, no se puede jugar un partido de fútbol. Algo tenemos que hacer en nuestro país. Se nos va de las manos".

Pablo Bengoechea
Director técnico de Peñarol


Populares de la sección

Acerca del autor