Da Silva se despachó contra los críticos

El DT dijo que "hay gente que desea que nos vaya mal"; sostuvo que "es de mala leche" pensar que Giménez se fue por un problema con él y volvió a ser autocrítico

Llueve a cántaros en Los Aromos. El Polilla le pone el pecho al agua y entrena más de una hora con el plantel. También va de frente con las respuestas en otro momento complicado. Uno más.

¿Qué evaluación hace de la renuncia de Giménez?
Para nosotros, Osvaldo era un ladero más, un tipo en el que teníamos mucha confianza, una de las personas que fueron muy importantes para nuestra llegada a Peñarol. La verdad es que lo vamos a extrañar. Nos siguen pasando cosas.

Estuvo hoy (el martes) visitándolos.
Sí, estuvo por acá. Nuestra relación es excelente. Su salida no me sorprende del todo; sí me sorprende el momento, porque estos meses en Peñarol he aprendido muchas cosas y veo que hay mucha mala intención. Hay gente que está deseando que nos vaya mal para aprovecharse de la situación. Pero con Osvaldo hay una relación muy buena, trabajamos juntos en la selección. Si hay algo que no existió jamás fue un problema entre Da Silva y Giménez.

Cuando dice que hay gente que no quiere lo mejor para Peñarol, ¿se refiere a gente del club?
No, no. Digo cosas que se manejan a nivel de prensa o de comentarios. Pensar o especular que Giménez se va porque hay un problema con Da Silva me parece que es de mala leche, o por lo menos, con mala intención. Porque no lo pueden decir con ningún fundamento. El que viene acá a Los Aromos ha visto que la convivencia entre ambos ha sido excelente. Me sorprende y me duele por la mala intención porque creo que no merecemos ese tipo de cosas. Acepto todas las críticas del rendimiento del plantel, me hago responsable absolutamente de todo, pero no cuando ya hay mala intención y se están buscando cosas que realmente no son.

¿Pero lo leyó o lo escuchó en algún lado eso?
Sí, me lo comentaron y en algún  medio salió que una de las causas del alejamiento de Giménez era el mal relacionamiento con Da Silva y es todo lo contrario. Si había una persona en la cual yo confiaba ciegamente en Peñarol ese era Osvaldo.

Con el paso de las horas, ¿qué conclusiones sacó del rendimiento del equipo que sigue sin rendir?
A pesar de la bronca y la amargura del empate, me quedé con la tranquilidad de que por 15 o 20 minutos vi al Peñarol que queríamos. Allí fuimos lo más parecido a lo que hicimos en la pretemporada: un equipo agresivo, dinámico, protagonista, con ambición, que generó tres o cuatro chances muy claras que tenía que haber convertido alguna y que seguramente el equipo hubiese cambiado. Eso fue lo que me dejó más conforme. Después, hay un tema más de fondo que es la ansiedad con la que estamos jugando, por la necesidad de obtener los goles y los resultados rápido y eso nos lleva a equivocarnos. Es un error que estamos cometiendo y debemos mejorarlo.

Pero con la pelota en los pies el equipo no rinde bien, no se ven dos pases seguidos.
Sí, es verdad. Y lo acepto como dije. Acepto todas las críticas en cuanto a lo futbolístico. Pero reitero que estamos en un momento difícil en el que hay mucha ansiedad. Yo los veo entrenar y a veces, como me pasa en el partido, no le encuentro la explicación a por qué no jugamos de la manera que pretendemos y que lo podemos hacer. Yo creo que pueden jugar bien, pueden juntarse, tirar una pared, hacer una triangulación, y eso lo veo semanalmente acá, día a día.

Pero no se trasunta en los partidos.
En los partidos, no sé si es el nerviosismo, la ansiedad por querer ganar, porque la gente también se pone ansiosa y eso se transmite y porque no nos podemos equivocar, nos lleva a jugar apurados, a querer resolver todo rápido, a equivocar los caminos, a tomar malas decisiones y es lo que nosotros vemos. No voy a mentir ni a tratar de dibujar una situación de la cual tengo un diagnóstico muy claro, pero sé que podemos jugar mejor. Entonces, seguiremos insistiendo, buscaremos las variantes, las opciones, pero en el momento en que este equipo explote va a seguir siendo candidato.

¿Habló con Grossmüller por su bajo rendimiento?
Sí. A Carlos lo conozco desde la selección juvenil, tiene una gran capacidad técnica, pero no está en su mejor momento, está impreciso. No aporta lo que puede y él es consciente de que no dio todo lo que puede.

Alejandro González dijo hoy (el martes) que no está conforme jugando como lateral. ¿Lo habló con usted?
No, no lo habló. Hay que tener muy claras las cosas y en este momento todo puede generar inconvenientes. Lo hablé con Alejandro. Él dijo que su mejor posición es zaguero y yo lo tengo muy claro. Pero él no jugó de lateral derecho solo con Da Silva en Peñarol. Fue vicecampeón de América allí. Él se iba a ir en la pretemporada, esa era la información que tenía. Trabajó, se fue Albín pocos días antes del inicio del torneo que era el lateral derecho titular. Capaz que si estuviera Albín, hoy Alejandro no sería siquiera titular. Sé que es el sacrificado en este momento, pero nunca nos dijo nada.


Populares de la sección

Comentarios