Da Silva: "Me voy con bronca; pudimos perder"

El técnico aurinegro admitió que le gustó “el arranque del equipo”, pero dijo: “Perdimos la oportunidad de acercarnos en la tabla”

El director técnico de Peñarol, Jorge “Polilla” Da Silva, si bien admitió que el del domingo en Jardines fue “un partido intenso”, a su vez, aseguró que se fue “con bronca porque inclusive, pudimos perder”.

Más allá del arranque auspicioso que mostró el conjunto aurinegro en su encuentro contra Danubio jugando como visitante, –una vez más– se fue quedando y apagando como una vela con el correr de los minutos.

“Arrancamos muy bien. Me gustó la actitud del equipo, sobre todo, en el primer tiempo en el que fuimos superiores a nuestro rival”, explicó Da Silva, quien además, sostuvo que “de todas maneras, para el segundo período, hicimos variantes para buscar un mejor rendimiento y tratar de conseguir el gol que se nos había negado”.

El Polilla, no obstante, admitió que “el nerviosismo nos ganó. Nos apresuramos y pudimos perder el partido sobre el final”.

Da Silva expresó a su vez que “perdimos una gran oportunidad para acercarnos a los líderes del campeonato, que era lo que buscábamos por los resultados que se habían dado”.

Asimismo, Da Silva explicó por qué realizó el cambio y sacó de la cancha a Marcelo Zalayeta a los 67 minutos.

“Marcelo estaba con el aductor dolorido y lo evaluamos porque en cualquier momento iba a salir.  Terminó con una contractura y habrá que ver cómo reacciona en esta semana”, agregó el técnico mirasol.

A la hora de explicar el cambio de Ignacio Nicolini por Sebastián Cristóforo al inicio del complemento dijo que “buscamos darle mayor agresividad a la mitad de la cancha”.

En otro orden, explicó; “Esta era una muy linda posibilidad de estar arriba pero acá en esta cancha no es fácil”, a la vez que terminó diciendo que “bueno, sumar siempre es positivo”.

Por su parte, el volante Marcel Novick indicó que “no nos vamos conformes. Creo que hicimos las cosas para conseguir un triunfo en esta cancha, pero no se nos pudo dar”.

En tanto, agregó que “fue un partido complicado, tanto que se hizo de ida y vuelta, con mucha intensidad, pero con poco juego en la mitad de la cancha y, eso nos hizo cansar mucho. Desperdiciamos una gran chance de acercarnos a la punta. Habrá que mejorar en el futuro”.

SALIVARON A DAMIANI
Como suele suceder cada vez que Peñarol o Nacional visitan Jardines del Hipódromo, los directivos danubianos ponen toda su mejor voluntad y disponen de varios asientos en la platea para los rivales. El domingo no hubo goles, pero cada vez que los hay y los dirigentes de cualquiera de los dos grandes, los celebran, llueven los salivazos y los insultos de algunos hinchas de la Curva. Los dirigentes de Peñarol el domingo estaban allí porque allí los ubicaron. Cuando terminó el partido, el presidente mirasol, Juan Pedro Damiani, se retiraba hablando para Sport 890 cuando más de un parcial danubiano lo salivó en la cara. Lejos de reaccionar, Damiani siguió caminando sin siquiera mirar a su agresor. Después, las puertas estaban cerradas y otros parciales locales lo insultaron cara a cara. Todo fuera de lugar.

GIMÉNEZ PEGÓ UN PORTAZO
El gerente deportivo de Peñarol, Osvaldo Giménez se fue del club luego de renunciar a su cargo, al cual accedió en diciembre de 2009.

En aquella ocasión le dijo a El Observador que “llegar a este club es como llegar a Real Madrid”.

Según comentó una fuente del club, “hacía un tiempo que se venía desgastando la relación con los dirigentes, no por nada en especial, sino porque es un puesto complicado”.

Giménez no apareció el domingo por Jardines del Hipódromo y fue imposible poder hablar con él del por qué de su alejamiento.

El vicepresidente Edgar Welker dijo a El Observador que “el miércoles pasado estuvimos almorzando juntos y allí me comentó de la determinación. No hubo cómo hacerle cambiar de opinión ya que dijo que no había marcha atrás. También me indicó que tenía ganas de volver a ser técnico en algún equipo, aunque no me expresó que tuviera ninguna oferta del exterior”.

Pese a que se manejó la posibilidad de que puede irse a una empresa uruguayo-argentina de televisión, nadie pudo admitirlo fehacientemente.

Hace algunas semanas el dirigente Ricardo Rachetti le retiró su confianza.

Lo cierto es que el margen de decisión de Giménez era cada vez menor y decidió irse. Por ahora, nadie lo suplantará.


Populares de la sección

Comentarios