Da Silva: "Me molesta mucho que digan que no se trabajaba"

El extécnico de Peñarol habló en Las Voces del Fútbol y admitió que no hablaba con el dirigente Marcelo Areco y que no es cierto que le haya dicho a Rachetti que renunciaba

El extécnico de Peñarol, Jorge "Polilla" Da Silva habló en Las Voces del Fútbol de AM 1010 y manifestó entre otras cosas su molestia a los que dicen que no trabajaba, indicó que se hubiera ido del club en diciembre incluso si hubiera sido campeón de este Uruguayo Especial, que no le dijo a Ricardo Rachetti que renunciaba y que con el único que no hablaba de los dirigentes era con Marcelo Areco quien según él, "por hacerle la guerra a Juan Pedro (Damiani), me la hizo a mí también".

"Me molesta mucho que digan que no se trabajaba cuando estuve yo. Ocho títulos en 10 años no se consiguen sin trabajar; podrás conseguir uno con suerte, pero ocho, no. Eso no lo voy a aceptar. Fue lo único que me molestó que se dijera que no se trabajaba", indicó Da Silva.

"Hubo comentarios que me parecieron fuera de lugar, pueden decir que lo hice mal, pero no que no trabajaba. Cuando te empiezan a cuestionar que no se gana porque no se trabaja, eso me parece que tiene mala leche".

Y agregó: "El gran problema que tiene Peñarol, lo tiene internamente. Llegábamos a las 8 de la mañana a Los Aromos y estábamos seis o siete horas. Lo que no podés hacer son cuatro trabajos de doble horario por semana porque el equipo se te va a caer. Eso lo sabe todo el mundo y esas son las cosas que te van fastidiando o molestando".

"Ahora cuando escucho que buscan un DT con tecnología preguntó cuál es esa tecnología", sostuvo.

A la hora de explicar su relación con Diego Forlán, indicó: "Diego no formó parte del equipo titular un jueves y yo no tenía el equipo definido. No fui a hablar con él porque no lo había decidido. Él vino a hablar conmigo el viernes un rato largo y quedó todo muy bien. No tengo problemas en decir que vino un jugador a hablar conmigo, como lo hicieron muchos en mi carrera. Entiendo que no se haya ido feliz conmigo porque lo saqué, lo respeto, pero son decisiones que uno como entrenador tiene que tomar. A veces puede ser injusto con grandes profesionales, pero lo hago con la mejor intención de hacer el mejor equipo".

"No tenía diálogo con Areco"

Para Da Silva, "las dos oportunidades que estuve en Peñarol tuve un relacionamiento muy bueno con la mayoría de los dirigentes. Con el único que no tenía diálogo era con Areco y alguno de sus compañeros que no sé quiénes son, pero después tenía muy buena relación con Betingo Sanguinetti, Nacho Ruglio, Rachetti que son de sectores no oficialistas. Con Walter (Pereyra) y Juan Pedro (Damiani) hablaba más porque eran los que se acercaban. Si no tuve relación con Areco fue porque por hacerle la guerra a Juan Pedro, me la hizo a mí también. Si lo ves así, enchastrando y tirando mala onda para todos lados, es muy difícil".

Otro tema que no le gustó fue cuando Pablo Bentancur dijo que no cuidó a Nahitan Nandez. "Eso fue otra cosa que me molestó. Es un chico extraordinario, se portó muy bien, que siempre estuvo a la orden para lo que lo necesitáramos. Me comentaron en una práctica que era un hecho que no iba a continuar. Viajó a Europa y yo no sabía cuál era su situación. A la semana estaba de nuevo en Montevideo, le pregunté cómo era su situación y me dijo que probablemente en pocos días se podía ir porque su representante se lo había manifestado. 'No dejes de trabajar a la par de todos', le pedí. Casi diariamente le preguntaba cómo estaba su situación. Pasó el tiempo, no se fue, comenzó la Sudamericana y le dije que lo iba a incluir en la lista. Se fue definitivamente con todo arreglado y a la semana lo tenía de vuelta. Si hay alguien que lo cuidó fue el cuerpo técnico y no me parecían justas las palabras de su representante ensuciándonos".

Polilla admitió que "si era campeón, en diciembre me iba igual. Cumplía mi contrato y me iba porque Peñarol te lleva a que tengas que poner toda la energía, dedicarle las 24 horas del día, y no es un año normal el que te toca vivir en el club".

Sobre el episodio de las palabras de Rachetti diciendo que Da Silva le había indicado que iba a renunciar y luego eso no aconteció, explicó: "Estuve muy lejos de renunciarle a Rachetti. Lo que hice fue dar una respuesta por un estado de ánimo. '¿La verdad? No estoy bien tras este resultado', le dije".

"Renuncié por el estado de ánimo que había, por el ambiente que se había formado en el plantel", añadió.

"Fue reiterativo, cada vez que no se conseguía un resultado era cuestionado y se hablaba de mi continuidad", indicó Da Silva.

Y agregó: "Tengo que agradecer el respaldo que tuve del presidente y de parte de la directiva".

"En el periodo anterior me había ido como campeón y con contrato vigente, ahora me parecía que era poco serio irme sin cumplir el contrato", expresó el ex DT carbonero.

"Si algún día se da, no tengo ningún problema en regresar a Peñarol. Volvería encantado", terminó diciendo.


Populares de la sección