Da Silva duro con Guruceaga: "Menos mal que paró, si no era una vergüenza"

El juez de Peñarol-Huracán paró un ataque a los argentinos, que terminaba en gol, porque Guruceaga no estaba en su puesto


Jugada polémica en Peñarol-Huracán

Fue la jugada más curiosa de la noche en el Centenario y aún quedan preguntas sobre qué pasó. Se trata de la insólita situación que se dio en minuto 41 del primer tiempo, cuando el arquero de Peñarol, Gastón Guruceaga, asistía a Ezequiel Miralles de Huracán, dejando el arco sin custodia, lo que fue aprovechado por el volante Mauro Bogado, quien remató y anotó.

Pero no fue gol. El juez mexicano César Ramos levantó su brazo y marcó que el juego estaba detenido en el momento en que el futbolista del Globo se preparaba para rematar. El árbitro notó que Guruceaga no estaba en su arco.

Inmediatamente, los jugadores de Huracán –que ya ganaba 1-0- reclamaron porque entendieron que era un gol lícito.

¿Fue una avivada de Guruceaga al ver que el rival se venía y Peñarol estaba mal parado? En el diario deportivo Olé de Argentina se hacen esa pregunta, en una nota titulada "Fair Play al extremo".

Para el técnico de Peñarol, Jorge Da Silva, lo que hizo el arquero fue "una demostración de que el equipo no estaba concentrado". Incluso la jugada generó que el DT le reprochara al arquero su accionar:

"Hay una demostración de que Peñarol no estaba concentrado de la manera que se necesita y fue que el golero sale a atender a un rival cuando la pelota está en juego y nos hacen un gol. Menos mal que el árbitro paró la jugada en el momento que patea sino era una vergüenza que te hagan un gol de ese tipo", expresó Da Silva luego de la derrota.

"Siento bronca por el mal partido y estoy muy preocupado por el rendimiento. No hicimos nada de lo que normalmente el equipo trata de proponer. Me tiene preocupado la irregularidad y los errores inocentes que cometimos", concluyó.

Amparado por el reglamento

El exjuez e instructor de la FIFA, Jorge Larrionda, manifestó este miércoles a radio Sport 890 que lo que hizo el árbitro mexicano está amparado en el reglamento para tomar la decisión que tomó.

El exmundialista señaló que no todo se puede escribir en la regla y que el árbitro debe entender cuando es fair play o no. "El árbitro tienen la facultad de detener el juego si hay un jugador tirado", aclaró. "Debe tratar de leer entre líneas y tiene que ver con el equilibrio y la percepción de cada jugada".

"El espíritu del juego muchas veces está por encima de la regla y tiene potestad de parar el partido, bajo determinadas circunstancias: que no lo están engañando, que el jugador está realmente sentido y que no afecta el desarrollo del juego", manifestó Larrionda, quien destacó que el mexicano tomó la decisión antes de que rematar el jugador de Huracán.


Populares de la sección