Curutchet al mando con los grandes

El titular de Danubio fue elegido para tomar provisoriamente la presidencia de la AUF mientras que Balbi y Barrera se sumarán al cuerpo de neutrales

El titular de Danubio, Óscar Curutchet, fue elegido el martes presidente provisorio de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) tras la renuncia del lunes de Sebastián Bauzá y del resto de los neutrales.

Otra novedad del nuevo ejecutivo es que contará con la participación de Nacional y de Peñarol. Los representantes de los grandes serán Jorge Barrera (Peñarol) y Alejandro Balbi (Nacional), quienes serán acompañados por Roberto Pastoriza, de Juventud de Las Piedras, y Wilmar Valdez, de Rentistas.  

El nuevo cuerpo de neutrales será designado oficialmente este miércoles en Asamblea Extraordinaria de Clubes que se llevará a cabo a la hora 19 en la sede de la calle Guayabo. El nuevo colegiado trabajará hasta el Mundial de Brasil 2014 y posteriormente se nombrará un ejecutivo provisorio. El pasado lunes, escasas horas después de que renunciaron los neutrales, la mayor parte de las instituciones del fútbol uruguayo se reunieron para analizar los pasos a dar.

Del intercambio quedó claro que Nacional pelea por recuperar el poder político perdido y quiso tener un representante en el nuevo gobierno. Esto determinó que Peñarol, que inicialmente no tenía previsto aportar un representante, se sumara al Ejecutivo.

Por otra parte, el “club de los siete” (Cerro Largo, Racing, Rentistas, El Tanque Sisley, Juventud, Cerro y Miramar Misiones, que habían pedido la renuncia del ejecutivo en febrero y que presentaron la denuncia ante Conmebol) promueve varios cambios de fondo en el fútbol uruguayo, mientras que otros como Liverpool, Defensor Sporting y Danubio apuestan a la continuidad del modelo de Bauzá.  

¿Qué pretenden los siete?
El grupo de los siete anunció que actuará como bloque y promueve la reducción de gastos en la selección, tener tres meses más de competencia, aumentar a 20 el número de clubes en Primera, copiar el modelo argentino de jugar los lunes y los viernes de noche para aumentar la oferta televisiva y presentar un presupuesto a los nuevos neutrales para que se muevan bajo determinadas pautas económicas, forman parte del plan de acción que tienen las instituciones que estaban en contra de la gestión de Bauzá.

Estos clubes conforman un bloque monolítico a la hora de votar que, si se suma a la Segunda División Profesional, completa ocho votos de 17, un poder político considerable que puede cambiar varias de las líneas por las cuales se manejó la AUF hasta ahora.
 
“Es un pacto de honor que vamos a actuar en bloque. Si vamos a comprar un litro de leche, vamos a ir en bloque”, indicó una fuente de los referidos equipos que formó parte de la reunión realizada el lunes de noche en el club Náutico.

En otro orden, en el encuentro del pasado lunes estas instituciones acordaron que el club que tenga representantes en el cuerpo de gobierno de la AUF no podrá contar con dirigentes en la Mesa Ejecutiva.

Este órgano, encargado de la fijación de las fechas en el fútbol uruguayo, también sufrió la renuncia de sus miembros, salvo de Rafael Fernández.

El nombre que se maneja como futuro presidente es el de Ignacio Alonso, quien ocupó un puesto en la mesa la temporada pasada.  

Ideas deportivas
En el encuentro realizado el lunes, el grupo de los siete intercambió ideas sobre aspectos vinculados a la futura actividad deportiva. Hablaron de elevar la cantidad de equipos en Primera a 20 y que en Segunda jueguen 12 clubes.

Asimismo, quieren tener tres meses de actividad, lo que determinará que los recesos no sean tan largos.

Y otro aspecto es que se copiará el modelo argentino de fijar partidos viernes, sábado, domingo y lunes, todos televisados.

Acerca de la forma de disputa del campeonato la fuente consultada por El Observador reveló que no se modificará, pero hay rumores de que algunos quieren jugar bajo el viejo sistema de dos ruedas todos contra todos.

En diálogo con El Observador, el presidente de Rentistas, Wilmar Valdez, afirmó: “En la reunión de clubes de ayer (por el lunes) acordamos una fórmula con Curutchet, Pastoriza, Balbi, Barrera y yo. Se manejó una posible conformación. Para mí es fundamental tener el apoyo de los grandes”. Y así fue.

Los aurinegros no estaban dispuestos a integrar el ejecutivo, según confirmaron a El Observador fuentes del club. Sin embargo, como el presidente de Nacional, Eduardo Ache, aseguró que los tricolores aceptaban un lugar, los aurinegros seguir án el mismo camino.

El directivo tricolor Claudio Puig dejó clara la postura de su club el lunes tras la reunión de directiva: “De ahora en más dejar afuera a Peñarol y a Nacional del ejecutivo es un acto más que temerario”.

Curutchet –edil que en lo político está muy alineado al vicepresidente Danilo Astori– dijo que evaluará las perspectivas de permanecer en el cargo a futuro y la opinión de sus compañeros de directiva.

Pautas económicas
Se reveló que dirigentes de Danubio trabajan en una especie de estudio de los gastos que se generan en la AUF por todo concepto y incluye, obviamente, a la selección. “Una vez que tengamos el informe se lo vamos a llevar al nuevo ejecutivo para darle pautas. Este es el presupuesto, bueno, hay que moverse bajo estas pautas”, dijo el dirigente consultado.

Esta tarde se desarrollará la asamblea de clubes y se comenzará a delinear el nuevo ejecutivo. Lo que está claro es que hay muchas corrientes en pugna y que la nueva etapa del gobierno del fútbol uruguayo no será sencilla.


Fuente: Jorge Señorans y Danilo Costa

Populares de la sección

Comentarios