Curso de supervivencia

Uruguay saldó con triunfo y sufrimiento la primera de las cinco finales rumbo al Mundial

Uruguay inició su curso de supervivivencia con una primera prueba salvada en el exterior. Saldó con un eterno sufrimiento la primera de las cinco finales que le quedan en su camino para, al menos, alcanzar el quinto puesto que le permita llegar al repechaje y tener la última oportunidad de clasificar al Mundial de Brasil.

Después del sufrido triunfo uruguayo de anoche, jugando todo el segundo tiempo refugiado contra el arco y con una última pelota que cortó la respiración, la gente se pregunta, ¿y ahora cómo sigue el camino?

Lo primero que se debe decir es que el equipo celeste quedó quinto en la tabla de posiciones con el mismo puntaje que Venezuela, pero mejor posicionado.

¿Motivos? Primero por el saldo de goles y después porque Venezuela tendrá fecha libre en la última jornada.

Los aficionados se preguntarán si da para tirar manteca al techo el triunfo de anoche. Es el primer paso pasa alcanzar una meta aún lejana.

La próxima parada es nuevamente de visitante y otra vez con tinte de final, ante Perú en Lima.

Es que el equipo incaico tiene el mismo objetivo que los celestes y un triunfo lo mete en la pelea nuevamente.

La historia es clara, esto es un triangular entre Uruguay, Venezuela y Perú por la última plaza, la que otorga la posibilidad de un repechaje.

Mirar la tabla para arriba ya se transforma en un ejercicio más complejo. Es que por encima de los celestes está Chile que, con el triunfo llegó a 21 puntos y alcanzó la línea de Ecuador. Son cinco puntos a descontar. La tarea parece imposible, por lo que habrá que centrar la mente en el repechaje que hoy sería contra Omán o Jordania.

El siguiente aspecto es el análisis del calendario. El de los celestes es el peor de todos, al menos así lo indica la tabla. Es que, después de la salida contra los peruanos, tendrá que enfrentar a todos los equipos que están por encima suyo en la tabla como Ecuador en la altura de Quito, Colombia y Argentina, ambos en el Centenario

Pero el propio entrenador Tabárez se encargó de manifestar que esta historia será paso a paso, final a final.

Y el partido de anoche será el fiel reflejo del sufrimiento que significará transitar por este camino.

El partido contra los peruanos recién se jugará en setiembre por lo que correrá mucha agua bajo el puente.

Además, el técnico Tabárez volverá a contar con el delantero más influyente del equipo, el temido Luis Suárez.

Por lo pronto, el elenco uruguayo pondrá su mente en la Copa Confederaciones para la cual viaja en horas del mediodía (ver nota aparte).

El torneo servirá para despejar la mente y pensar en otra cosa. Es que este tipo de partidos desgasta. Los nervios previos, la presión de saber que se está ante la última posibilidad, jugar afuera con todo en contra y el cero margen de error. Otro aspecto positivo que dejó el triunfo ante los venezolanos fue que dejó como saldo no tener jugadores suspendidos.


Populares de la sección

Comentarios