Cunha se la jugó y acertó

De los cuatro penales sancionados solo uno dejó dudas

Tocar el balón con la mano implica la acción deliberada de un jugador de tocar el balón con la mano, el brazo o el antebrazo". Eso dice la regla 12 de las "faltas e incorrecciones" del reglamento del fútbol.

Para la interpretación de esta norma, el árbitro debe considerar tres puntos esenciales: el movimiento de la mano hacia el balón, la distancia entre el adversario y la mano, y que la posición de la mano no presupone necesariamente una infracción.

Pero además de estas reglas, la FIFA hace recomendaciones periódicas y antes del arranque del presente Apertura se puso un mayor foco en las manos en el área.

En ese sentido, se puso especial hincapié en la mano usada para ampliar el radio de defensa, lo que permitiría atrapar conductas que a primera vista parecen más casuales que "deliberadas"

En base a todos estos criterios, ¿estuvieron bien cobrados los dos primeros penales que Andrés Cunha le sancionó ayer a Nacional en perjuicio de Defensor Sporting?

En el primero, el del paraguayo Ricardo Martínez tras centro de Felipe Carballo, el jugador violeta se desplazó a cortar la trayectoria de la pelota e impactó el balón con el brazo claramente despegado del torso. La mano fue muy visible, la única cuestión que se puede formular es si la acción fue "deliberada", es decir, si hubo voluntad de tocar el balón con la mano o si el impacto fue casual.

Sin embargo, si se atiende a la recomendación de "ampliar el radio de defensa", la sanción puede considerarse bien cobrada.

En el segundo, de Mathías Suárez tras taco de Léo Gamalho, la pelota va hacia el jugador, le rebota en el muslo derecho y sube golpeándolo en la mano. La distancia recorrida por el balón fue mucho menor a la primera incidencia.

Entre las dos faltas, la segunda fue mucho menos visible y la más dudosa del encuentro.

Sin embargo, Cunha sancionó como penal a las dos incidencias. La interpretación del árbitro en cuestión de segundos es al fin lo que vale. Pero tratándose de una cuestión de interpretación, vale la pena preguntarse, ¿es penal toda mano dentro del área?

Cunha también sancionó una mano a favor de Defensor Sporting donde Alfonso Espino saltó y de espaldas estiró su mano hacia arriba para desviar una chilena de Romário Acuña. De las tres manos esa fue la más "deliberada".

El árbitro sancionó otra pena máxima a favor de Nacional en el segundo tiempo por una clara sujeción, con ambos brazos, de Guillermo Fratta a Gamalho. Fue otro acierto del internacional.

Fuera de los tres penalesa sancionados por mano.

¿Hubo penal de Diego Polenta sobre Santiago Barboza? No. Ante el mínimo contacto –una mano sobre el pecho del atacante– el 9 se tiró hacia atrás exagerando para intentar engañar al árbitro. Además, la jugada había arrancado en posición adelantada del violeta.

Por último, Cunha omitió sancionar un penal de Fratta sobre Mauricio Victorino cuando el partido estaba 1-1. El de Defensor evitó que el tricolor fuera en busca de una pelota que se le escapó a Yonathan Irrazábal abrazándolo un largo tiempo.

Nacional líder en penales

Con estas tres penas máximas sancionadas ayer, los tricolores llevan 12 penales a favor en lo que va del Campeonato Uruguayo.

De los 12, Nacional anotó 10 fallando ayer el Diente López e Iván Alonso en el Apertura ante Sud América.

Nacional dobla en penales a favor a sus más cercanos seguidores: Danubio, Defensor Sporting, Fénix, Liverpool y River Plate.


Populares de la sección