Cuidado: genio anda suelto

Una nueva obra de arte del Chino Recoba abrió el partido para que Nacional venciera a Wanderers y sea el puntero

Los genios son así. Elegidos para hacer disfrutar a la gente –a su gente– que los venera, en este caso, desde las cuatro tribunas de ese templo que es el Parque Central.

Los genios son así. Se dan el lujo de tocar tres o cuatro pelotas y abrir un partido para empezar a definirlo. No dependen de otros. Otros dependen de él.

Genios existen en el mundo del fútbol, pero lamentablemente, en el uruguayo, escasean.

Genios que, como el Chino Recoba, utilizan la camiseta número 20 desde hace años, 17 para ser más precisos, cuando en su debut con Inter de Milán ante Brescia –el mismo día que en ese club debutaba Ronaldo– clavó dos golazos, uno de tiro libre de 35 metros.

Claro que, como sucede en los cuentos, a veces los genios desaparecen. Hay partidos en los que no se los ve.

Pero por suerte para Nacional, al Chino Recoba el sábado le frotaron la lámpara y apareció en todo su esplendor. No hay campeón que no tenga en su momento una cuota de suerte y el sábado el tricolor la tuvo más de una vez.

Empezó con la lesión de Ignacio González –quien se desgarró y tiene un semestre para el olvido– ya que por él ingresó Recoba. De no haber entrado a los 10 minutos, a los albos se les hubiera complicado.

Luego hubo tres tiros en los palos del ataque de Wanderers. Nacional se salvó en varias ocasiones, más allá de que el primer tiro al arco de los bohemios fue recién al minuto del segundo tiempo cuando Diego Riolfo –la figura de su equipo– casi rompe un palo. Demasiado poco para un equipo que tenía otras pretensiones antes de el inicio de este campeonato y que lleva ahora cuatro derrotas consecutivas.

Pese a que carecía de profundidad, el equipo de Alfredo Arias tenía más la pelota. La gran contra era que tocaba lateralmente. Lo hacía bien, pero no llegaba al área. La única chance que tuvo fue a los 19 minutos cuando Riolfo erró un gol insólito en el área chica porque no llegó a pegarle al balón.

Nacional, por su parte, carecía de juego colectivo. No descargaba por las bandas ni tampoco sus internos. A Gastón Pereiro se lo vio muy apagado en su posición, y el único que llegaba con peligro era Carlos De Pena, ya que el goleador Iván Alonso era marcado a veces hasta por tres rivales.

Justamente De Pena sacudió la modorra por tres veces consecutivas ante un Parque Central que bostezaba al unísono.

Y cuando las papas quemaban, cuando el hincha de Nacional –ese que tiene un paladar fino en cuanto al juego– comenzaba a perder la paciencia, cuando se terminaba además el primer tiempo, allí fue que tuvo que aparecer el genio. Y vaya si apareció.

Clavó un golazo de córner. Uno de esos goles que da gusto ver una y otra vez. Lástima que en la cancha no hay replay. Pero levantó el centro que dio en el palo derecho y ante la pasividad del arquero Cristóforo se fue a meter contra el otro palo. De colección.

Entonces terminó el primer tiempo con ese 1-0 que abrió un partido que estaba muy cerrado. Y la “culpa” de eso fue de Álvaro Gutiérrez, quien respetó en demasía a su rival y lo esperó en su propia cancha sin presionar.

Arias apostó todo al inicio del complemento con los ingresos de Gastón Rodríguez y Sebastián Gularte y pasó a jugar con tres en el fondo. Pero no le alcanzó.

Porque aparte del Chino, Nacional tenía a Diego Polenta quien tuvo un desempeño tremendo en el fondo y sacó todo. Le bastaron un par de partidos para transformarse en una especie de caudillo.

Nacional se trepó a la punta. Al menos por 24 horas ya que depende del resultado de Racing del domingo. Lleva cuatro encuentros ganados al hilo, gana pese a todas las lesiones con las que cuenta, tiene al goleador del campeonato y se sigue sacando rivales duros de encima. Además tiene a un genio. Será difícil bajarlo.


NACIONAL 2
1- Gustavo Munúa    5
19-Santiago Romero    5
5-Rafael García    5
23- Diego Polenta    7
27-Alfonso Espino    4
8-Diego Arismendi    6
15- Gonzalo Porras    5
21- Gastón Pereiro    4
10- Ignacio González    -
16- Carlos De Pena    6
24- Iván Alonso    5
DT Álvaro Gutiérrez    

WANDERERS 0
25- Federico Cristóforo    4
16- Alex Silva    5
3- Martín Díaz    4
2- Gastón Bueno    5
13- Maximiliano Olivera    5
5- Nicolás Freitas    5
15- Leandro Paiva    6
8- Adrián Colombino    5
14- Diego Riolfo    7
10- Nicolás Albarracín    5
7- Kevin Ramírez    4
DT Alfredo Arias


CAMBIOS EN NACIONAL: 10’ 20- Álvaro Recoba (8) x I. González, 64’ 18- Pablo Álvarez (5) x Pereiro y 81’ 17- Maximiliano Calzada x Recoba
CAMBIOS EN WANDERERS: 45’ 23- Gastón Rodríguez (5) x Ramírez y 9- Sebastián Gularte (4) x Albarracín y 73’ 20- Yuri Galli (5) x Riolfo
CANCHA: Parque Central
JUEZ: D. Fedorczuk (4)
GOLES: 44’ Recoba (N) y 76’ De Pena (N)
TARJETAS AMARILLAS: Arismendi y De Pena (N) y M. Díaz, Bueno y G. Rodríguez (W)

FUE EL CUARTO GOL OLÍMPICO DE RECOBA

El gol olímpico que convirtió el sábado el Chino Recoba y que abrió no solo el tanteador ante Wanderers, sino un partido que estaba bastante complicado, no fue el primero ni el segundo.

En realidad, fue la cuarta vez que Recoba convirtió un tanto de esa manera, y el tercero en el Parque Central.

El primero de ellos fue ante Fénix el 22 de setiembre de 2012 con Nacional jugando casualmente de celeste. Los tricolores ganaron 2-1 y Luis Mejía no supo cómo sacarla.

Luego, semanas después, el 20 de octubre de ese año, le anotó así a Liverpool. En ambos casos levantó el córner desde la tribuna oficial y allí el sol molestaba a los arqueros, lo cual no sucedió el sábado.

Además del convertido el sábado, el anterior anotado fue ante Argentinos Juniors en febrero de 2013.


Populares de la sección

Comentarios