Cuevas y Zeballos, rivales y hermanos

La dupla rioplantense, semifinalista de Roland Garros este año, quedará separada por la red este viernes

Antes del cierre del año, el número uno de Uruguay, Pablo Cuevas, se sacará el gusto de jugar ante su público siendo parte de la exhibición que llevará a cabo este viernes junto al argentino Horacio Zeballos, número 56 del mundo.

El evento, que promete tener todos los ingredientes de un espectáculo de esta naturaleza, tendrá lugar en las espectaculares instalaciones del Club Remeros Salto, en un entorno que tratará de hacer olvidar las altas temperaturas y sofocantes sensaciones térmicas que en los últimos días se registraron en el norte del país.

El inicio del partido está previsto para la hora 21, pero la organización también tiene reservadas algunas sorpresas.

De esta manera, el público salteño tendrá un merecido final de año, con el crédito local jugando de forma distendida frente a uno de sus amigos del circuito y compañero de dobles, con quien logró avanzar hasta las semifinales de Roland Garros en el presente año. Además, juntos también llegaron a la final de Kuala Lumpur en setiembre.

Zeballos, un jugador zurdo de excelente técnica y fortaleza, estará esta vez del otro lado de la red, donde se convierte en un temible rival.

Y si no, que le pregunten a Rafael Nadal, quien perdió la final del ATP 250 sobre polvo de ladrillo de Viña del Mar ante Zeballos. Este año, Nadal solamente perdió dos encuentros en esta superficie. La otra fue contra el ahora número dos del mundo, el serbio Novak Djokovic.

El argentino que estará enfrentando a Cuevas ocupa actualmente el puesto 56 en el ranking mundial y llegó a estar 39 en abril de este mismo año.

El escenario
La cancha central del Club Remeros Salto se vestirá de gala para esta noche, pues albergará con total comodidad a más de mil espectadores.

Se trata de un entorno amigable y distendido, que contará con tribunas generales y un área VIP en donde se recibirá a muchos invitados especiales, algunos de los cuales compartirán la cena luego del evento, que tuvo ayer una primera parte correspondiente a una clínica desarrollada por Cuevas junto a decenas de niños.

Anoche, la organización ajustaba los detalles para la puesta en escena de esta jornada, mientras el ritmo en la venta de entradas se hacía más intenso.

El precio de las localidades es de $ 250 para los socios del club y de $ 500 para los no socios. Las boleterías del club estarán abiertas durante toda la jornada, por lo que se espera que a la hora del partido los boletos ya estén agotados.

Con esta iniciativa, el tenis trata de acercar a las nuevas generaciones y no solo mirando hacia la capital del país, sino que Salto se anota en el circuito uruguayo con la promesa de seguir adelante con este tipo de eventos que fomentan la práctica del deporte y en los cuales se pueden cosechar amigos más allá del lado de la cancha en que estén.

Por eso hoy Cuevas y Zeballos serán rivales, pero son hermanos cuando las papas queman.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios