¡Cuevas sigue de largo en Madrid!

El uruguayo derrotó a Benoit Paire por primera vez en su carrera y buscará dar un paso histórico
Pablo Cuevas derrotó este jueves al francés Benoit Paire, 52º ATP, por 7-5, 0-6, 6-1 y avanzó a cuartos de final del Masters 1000 de Madrid.

El uruguayo está en una estupenda semana. Le ganó a Thomaz Bellucci en su debut, luego despachó a Nicolas Mahut y ahora lo hizo ante Paire, un tenista que le había ganado las tres veces que se enfrentaron antes: Bastad 2015, Barcelona 2016 y este año en el Masters 1000 de Miami (debut directo en segunda ronda).

Fue un partido tan cambiante como extraño. El primer set fuen sin duda lo mejor de ambos, que estuvieron sólidos en su saque y construyeron su juego a partir de eso. Paire haciendo gala de uno de los mejores reveses del circuito, Cuevas alternando su potente derecha con un revés cruzado que, cuando está en un buen día, es imparable.

El partido

El uruguayo era más confiable con el servicio (72% de primeros servicios, 86% de puntos ganados con el primero y 75% con el segundo), lo que hacía que, con primeros saques casi no pasara aprietos. Le faltaba lograr complicarle la devolución al francés, cosa que logró en el 11° game del primer set, para luego mantener el servicio y luego confirmar para llevarse el parcial 7-5.

Pero tras un set que había mostrado de lo mejor del tenis del uruguayo en el año, en el segundo se derrumbó. Tras un mal primer game de servicio, se desconcentró y le quebró Paire, que rápidamente se puso 2-0 y agarró viento en la camiseta. Cuevas tuvo cuatro chances de quebrar en el siguiente game, no lo logró y quedó 3-0 abajo. Con ese score apareció todo lo mejor de Paire, un tenista talentoso pero inestable de cabeza, y apareció lo peor de Cuevas, que cuando afloja de cabeza cae demasiado en su rendimiento. Así, ya con el 4-0, el uruguayo dejó ir el set 0-6 para concentrarse en el definitivo.

Y allí, la gran virtud del salteño fue aferrarse al partido. Ya no jugó con tanta autoridad como en el primero, pero fue inteligente para sacar (mucho kick afuera para agrandarse la cancha) y luego devolver, esperando los errores de Paire que empezaron a llegar. Y a montones. El francés empezó a dejarse ir de partido. y Cuevas tuvo la virtud de ponerse el overol y sacar partido de eso. Dos quiebres le permitieron sumar ya mucha tranquilidad, y terminar llevándose el partido con otro quiebre para el 6-1.

Ahora, Zverev

Cuevas, 27 ATP, buscará ante el alemán Alexander Zverev meterse por primera vez en semifinales de un Masters 1000, los segundos torneos en importancia detrás de los Grand Slams.

Zverev, nacido en Hamburgo, tiene 20 años, es 19 del ranking mundial (fue 18º en febrero, su mejor ranking) y ya tiene tres torneos ganados: San Petersburgo 2016 y Montpellier y Múnich este año. Nunca se enfrentaron en su carreras. El alemán venció al checo Tomas Berdych, undécimo clasificado, por un doble 6-4. Antes venció a Marin Cilic.

El vencedor de ese duelo de cuartos de final jugará en semis el sábado contra el ganador del partido que jugarán este viernes Borna Coric y Dominic Thiem.

Este año, el salteño alcanzó los cuartos de final dos veces en un Masters 1000. Primero en Indian Wells donde desperdició tres bolas para partido y terminó perdiendo con Pablo Carreño-Busta (1-6, 6-3, 6-7(4)) y luego la semana pasada en MonteCarlo donde sacó para partido ante Lucas Pouille pero tampoco pudo ganar cayendo 0-6, 6-3, 5-7.

Cuevas tiene ahora una marca de 23 ganados y 31 perdidos en Masters 1000. En Madrid superó así su mejor participación que databa del año pasado cuando alcanzó los octavos de final pero fue eliminado por el australiano Nick Kyrgios (6-7(5), 6-4, 3-6) luego de vencer a Philipp Kohlschreiber y Gael Monfils.