Cuevas se tiene fe: “El sueño es subir al Grupo Mundial”

El mejor tenista uruguayo con El Observador TV de su vuelta a la Copa Davis tras tres años, y de su gran momento tenístico

Pablo Cuevas ya está en Venezuela pronto para unirse, después de tres años de ausencia, al equipo de Uruguay de Copa Davis, que desde el viernes enfrentará a Venezuela buscando mantenerse en la Zona Americana Grupo I.

La situación cambia radicalmente para la celeste tenística, que con Cuevas pasa de ser un equipo que pelea la permanencia a uno que hasta tiene chances de pelear por entrar el Grupo Mundial. Precisamente ese es el objetivo a mediano plazo del número 39 del mundo, según se lo contó este martes a El Observador TV.

“El objetivo es mantenerse en el grupo, el sueño y por lo que estoy acá es para tener chances de subir al Grupo Mundial. Me motiva eso. Si bajás se hace difícil volver, y muy largo. Hoy estamos a una categoría del grupo Mundial, y si bien es algo difícil no es tan largo de conseguir”, dijo Cuevas desde Venezuela, donde entrena junto al resto del equipo.

“El hecho que este mi hermano es un plus”, dijo Cuevas en referencia a hacer dupla con su hermano Martín, o “Bebu” como se lo conoce en el ambiente del tenis. “En todo el equipo hay onda espectacular. Es muy bueno defender al país y encima pasarla bien, hace más de tres años que no jugaba, un buen tiempo que no estaba en el equipo”, agregó.

Además, Cuevas ratificó que, salvo una sorpresa, estará tanto en los singles como en el dobles del sábado. “La idea es poder jugar los tres puntos, todavía no tenemos bien los singles del viernes, podemos hacer algunas variantes. Pero salvo que pase algo raro voy a estar los tres partidos”.

Respecto al rival y al entorno, la mejor raqueta celeste indicó: “Las condiciones son las que jugamos siempre, altura que complica un poco. Esperemos salir adelante en esta serie. Es el objetivo, a eso vinimos, a mantenernos en el grupo. El hecho de jugar de visitante lo hace más complicado, los venezolanos tienen equipo complicado, con jugadores entre los 200 y los 300. Estamos prontos a dar batalla y a ganar para mantenernos en el grupo”.

Acerca del hecho de llegar, por varios cuerpos de ventaja, como el jugador con mejor ránking, Cuevas dijo: “Es la presión que uno siente en cada Davis, con un poco mas de responsabilidad, consciente del momento que estoy pasando. Tengo que aportar mis puntos, pero no es una presión extra, es una motivación. Estoy con ganas de afronta compromiso y dar cada punto a Uruguay”.

A la hora de hablar de su excelente momento tenístico, Cuevas hizo referencia al largo tiempo que pasó fuera de las canchas, y como eso le sirvió como motivación. “Lo vivo bastante diferente después de la lesión. Lo pude disfrutar muchísimo, siempre creí que podría recuperarme, y una de las cosas de las que me agarré fue que tenia más para dar. Me lo demostré”.

Los dos torneos ganados en Europa lo hicieron ganar mucha madurez en la cancha. “La segunda semana en Umag a partir de los cuartos fui otro jugador, mas aplomado. El domingo jugué dos partidos, semifinal con Fognini y final con Robredo y estuve muy tranquilo. El lunes estaba sin dolores, para seguir jugando, y eso habla de lo tranquilo y concentrado que estuve. En Bastad el primer título ayudó muchísimo, en Umag me hizo jugar un tenis de muy alto nivel”.

El salteño también se refirió a la derrota en primera ronda del US Open, contra el sudafricano Kevin Anderson, en un partido que se fue a cinco sets y en el que el uruguayo sacó para partido en el quinto. “La verdad que me quede con la espina de perder como se dió, con saque para partido en el quinto set”. Ahora hay una gira por Asia, con muchos puntos en juego, no defiendo nada de acá a fin de año, tengo para sumar, estoy jugando muy bien, contento con el presente que estoy viviendo”.

Finalmente, el salteño –que será padre en octubre- contó sus planes para los próximos meses: “La gira por Asia será en Kuala Lumpur, Beijing y Shangai. Arranco con un ATP 250, luego un 500 y después el Masters 1000, y después me vengo, a esa altura va a faltar una semana o 10 días para el nacimiento de Alfonsina. Vengo trabajando duro, estoy bien físicamente, y quiero este año terminar dentro de los 32 mejores para poder salir preclasificado en Australia. Y después pelear por el objetivo de meterme entre los 20, no se si este año, pero conseguirlo para 2015”.


Populares de la sección

Comentarios