Cuevas: “Quiero meterme entre los 10 mejores”

El Uruguayo Pablo Cuevas aseguró que es un buen momento para intentarlo y para dejarlo todo para quedar en la historia del tenis mundial

Tuvo un mes inolvidable ganando sus dos primeros torneos ATP 250 y consiguió el mejor ranking de su carrera. Está número 36 del mundo y muy cerca de ser el mejor uruguayo rankeado en la historia (Diego Pérez fue 27 ATP). ¿Cómo juega eso en su cabeza y de cara a todo lo que viene?
Para mí no es un objetivo pasar A los grandes tenistas que tuvo Uruguay. Todos me dicen que quedaría en la historia del tenis uruguayo, pero me gustaría quedar en la historia del tenis mundial y para eso considero que hay que estar adentro de los 10 mejores. Hoy, con una confianza brutal, con un estado físico espectacular y sin tener que defender casi nada de puntos para las aspiraciones que tengo, creo que es un buen momento para intentarlo y para dejarlo todo. Si se puede bárbaro y si no, que sea porque por alguna razón no alcanzó , pero no porque en mi cabeza no estuviera como objetivo.

¿Pero el objetivo que tiene actualmente es mejorar todo lo que esté a su alcance o puntualmente llegar a ser top ten?
Se dio todo muy rápido para lo que tenía pensado este año. El objetivo de colocarme entre los 30 o 20 mejores lo tenía para el año que viene, si este año hacía cosas razonables. Pero  como logré subir hasta el puesto 36 un poco rápido y tengo varios meses por delante sin defender puntos, la verdad es que cada día que va pasando me voy convenciendo un poco más de que tengo que ser más ambicioso y de que tengo que pensar y que quiero meterme entre los 10 mejores.

¿Cuál cree que es la clave para alcanzar ese objetivo? ¿Entrenar más, mejorar el estado físico o marcar bien el calendario?
Es sin duda un cambio importante el que hay que hacer, pero los cambios grandes lo hacen las pequeñas diferencias. No necesariamente hay que tener más hora de entrenamiento adentro de la cancha, sino que hay que hacer pequeños ajustes en lo tenístico, en lo táctico y también en lo mental. La clave de lo que pasó en las últimas semanas estuvo en la cabeza y lo que puede estar por venir también pasa por ahí. Con eso, los ajustes tácticos y técnicos aparecen solos. En cuanto al calendario, si bien es muy importante no hay mucho para inventar. Estando con buen ranking hasta se hace más fácil conformar las giras. No hay tanta estrategia porque estando entre los mejores se puede ingresar a cualquier torneo.

¿Qué es lo próximo?
El US Open. Descarté ir a Winston Salem y voy derecho al US Open. Luego llega Copa Davis en Venezuela y luego la gira asiática con Kuala Lumpur y después debo decidir entre Pekín y Tokio. Después sigo en el Master 1000 de Shanghái para terminar esta primera etapa en Moscú.

Tras Rusia vienen los torneos Valencia y el Master 1000 de París Bercy, ¿juega alguno?
Probablemente no juegue porque para esas fechas voy a ser papá y me voy a tomar unas semanas.  Luego queda el Uruguay Open y pensar en la pretemporada para el año que viene.

Otro cambio de estar entre los 40 del mundo es que el año no cerrará con la gira sudamericana de los Challenger en polvo de ladrillo, excepto el de Montevideo.
Sí, vengo a cerrar el año en Montevideo y después unas vacaciones importantes. He jugado mucho este año y me va a venir bien un descanso. No porque me duela nada, por suerte, pero para recuperar energías, asimilar lo nuevo, planificar los objetivos de 2015 y hacer la mejor pretemporada que pueda.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios