Cuevas ganó en su retorno al polvo de ladrillo

El uruguayo pasó a segunda ronda en el Challenger de Guayaquil, que le servirá de apronte para el Uruguay Open

En una hora y cinco minutos Pablo Cuevas superó el debut en el Challenger de Guayaquil y se colocó en segunda ronda este martes.

El uruguayo, número 35 del mundo, es el principal favorito del torneo, lo que confirmó en su primera presentación al vencer por 6-3, 6-1 al polaco Grzegorz Panfil, número 443 del mundo y surgido de la etapa de clasificación.

De acuerdo con información volcada por la organización del torneo ecuatoriano, Cuevas tuvo un inicio "cauteloso" hasta que tomó el control del partido y dominó a su rival en todo momento.

Así enfiló el segundo set y en la primera oportunidad para cerrar el encuentro lo hizo sin inconvenientes.

Cuevas, que hace dos semanas jugó el Master 1000 de París-Bercy luego de la gira asiática sobre cemento, volvió al polvo de ladrillo en el presente torneo.

“Hace rato que no jugaba en polvo de ladrillo, vine acá a sumar unos partidos. Como hace mucho que no juego, no me encontré 10 puntos, pero sé que partido a partido me iré sintiendo mejor. A eso vine. Sabía que me iba a costar un poco, pero creo que dentro de todo jugué bastante bien”, indicó Cuevas que la semana que viene volverá a ser el número uno del torneo, esta vez en el Uruguay Open del Carrasco Lawn Tennis.

El uruguayo volverá a la cancha este miércoles para jugar octavos de final ante el español Roberto Carballes Baena (178 ATP). El partido está programado para la hora 18.15 local (21.15 de Uruguay).

La presencia de Cuevas en Guayaquil no solo como adaptación al polvo de ladrillo antes de jugar en Uruguay, sino que obedece a la búsqueda de puntos para finalizar el año entre los 32 mejores del mundo, algo que le aseguraría ser uno de los cabezas de serie del Abierto de Australia, el primer Grand Slam del año.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios