Cuevas: "Con trabajo y convencimiento puedo jugar en todas las superficies"

Tras su final en Nottingham y antes de Wimbledon, el salteño habló con Referí: "Fue un gran salto"
A veces los buenos resultados generan una explosión de alegría, o en otras simplemente alivio por evitar una derrota. Pero esta vez, lo de Cuevas y su final en el ATP 250 de Nottingham (ganó cuatro partidos y perdió el definitorio) fue algo diferente. Fue la tranquilidad de una planificación pensada que dio resultados. Pero sobre todo, el pasarse un mensaje a sí mismo: el césped, la superficie más complicada para el tenista uruguayo –y para el 90% de los tenistas latinoamericanos– no es tan cuco.
Es más, en estas dos semanas, Cuevas se demostró que con su juego –sólido y potente de saque, dueño de una derecha decisiva, un revés que lo saca de apuros y una velocidad de piernas que cuando aparece es de primer orden– puede hacer que el pasto no sea sólo para jugar al fútbol.
"Fue una gran semana, me adapté a una superficie que me costaba muchísimo", le contó el salteño a Referí, en la tranquilidad de la noche de Nottingham, pasado el ruido de un partido que otra vez logró captar la atención de miles de uruguayos, y mientras junto a su esposa y su pequeña hija se aprestaban a viajar a Londres, para ya cambiar el chip rápidamerte y debutar hoy en Wimbledon (ver nota aparte).

La planificación
Cuevas recordó una nota con Referí a inicios de año, cuando hablaba de su estrategia para esta altura del calendario: hacer una gira más corta que el año pasado, para administrar energías y encarar fresco la segunda mitad del año. Para eso era importante preparar bien la gira sobre césped, y llegar teniendo bien claro lo que debía buscar. "Cuando hablamos el año pasado después de la gira, y a principios de año, decía que lo del año pasado me iba a servir mucho para éste. Sabía desde el primer día que pisaba el pasto qué era lo que tenía que buscar".

Para eso, se preparó a conciencia. "Incluso en Uruguay trabajé la movilidad sobre pasto, cosa que es fundamental en esta superficie, y del primer día que hice contacto con la pelota me sentí mucho más cómodo que el año pasado. Gané partidos a grandes jugadores en estas canchas", recordó la raqueta N°1 de Uruguay.

Confianza en canchas rápidas
Pero Cuevas dio un paso más en su análisis. Porque tras lograr seis finales sobre polvo de ladrillo, cinco títulos y casi todas sus grandes actuaciones allí (de hecho está dentro de los cinco mejores tenistas sobre polvo de ladrillo este año), el riesgo era catalogarlo como un tenista de canchas lentas. La actuación de esta semana ayuda a poner en duda esos conceptos, y aplicar ese cambio no solo en el césped inglés sino también en el cemento, donde en agosto jugará los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

"Logré meterme en la cabeza que con trabajo y convencimiento puedo jugar en todas las superficies. Eso es espectacular, me hace creer que a cualquier hora sin importar la superficie puedo apuntar alto. Por donde lo mire fue un gran salto"

Por todo eso, la derrota en la final ante Dustin Johnson sea la de la final perdida que le dejó un sabor menos amargo. "Hubiese estado fantástico quedarme con un título en césped , para este año era inimaginable, para el año q viene será otra historia . Me quedo con cantidad de cosas positivas"
Claro que el rápido debut en Wimbledon lo obliga a cambiar rápidamente de página y encarar un torneo muy diferente, a cinco sets y donde el resultado de la semana pasada no entra en la cancha, pero si le sirve para la confianza en su juego. "Llego con una preparación muy buena a Wimbledon, jugando el máximo de partidos que podía esta semana. Con confianza y buen timming. Espero poder sentirme cómodo y tener un buen debut".

Lunes debuta ante Kuznetsov

Tras la final de Nottingham, Cuevas tuvo poco tiempo de recuperación y ya hoy debutará en Wimbledon, segundo Grand Slam del asño. Lo hará ante rel ruso Andrei Kuznetsov, número 38 del mundo y un especialista en canchas rápidas.

El partido será en el último turno de la cancha 7, el lunes alrededor de la de la hora 12 de Uruguay (16 de Inglaterra). Antes habrá un partido de la rama masculina y dos femeninos, por lo que si alguno demora, existe la posibilidad que el partido se corra para el martes.

Kuznetsov tiene sus mejores resultados en cancha rápida, en particular en el Masters 1000 de Miami, donde llegó ante octavos de final.

El uruguayo mira también de reojo el ranking. Ayer apareció en el puesto 24 –uno más que la semana pasada– y superando al sudafricano Kevin Anderson. Está a 41 puntos del francés Benoit Paire, por lo que un par de victorias pueden permitirle seguir subiendo.

De ganar en el debut, Cuevas jugará en segunda ronda ante el ganador del duelo entre el colombiano Santiago Giraldo y el luxemburgués Gulles Muller, a quien Cuevas venció en las semifinales de Notingham. De ganar ese, en tercera aparecería el japonés Kei Nishikori N°5 del mundo.