Cuevas amenazó con orinar en una lata de pelotas de tenis

El uruguayo puede ser multado luego de reaccionar tras la negativa a ir al baño durante su partido en dobles

El tenista uruguayo Pablo Cuevas y el español Marcel Granollers, pareja de dobles en el torneo de Wimbledon, podrían ser multados por su reacción cuando la juez de silla le negó permiso al primero para ir al baño.

cuevas

La pareja perdió el lunes por 6-3, 4-6, 6-4, 3-6 y 14-12 ante la dupla formada por el británico Jonny Marray y el canadiense Adil Shamasdin, pero el resultado se vio eclipsado por la polémica.

Primero, Cuevas, de 30 años, recibió una advertencia cuando amenazó con orinar en una lata de bolas en respuesta a la negativa de la juez de silla, la francesa Aurelie Tourte, informó la agencia AFP.

La pareja recibió una segunda advertencia y fue castigada con la pérdida de un punto cuando Cuevas lanzó un pelotazo fuera de la cancha.

Cuevas y Granollers se negaron entonces a seguir jugando el partido, que perdían por 12-13 en el quinto set y 0-40 para sus rivales, que disponían de tres bolas de partido.

Tras diez minutos, y la intervención del supervisor del torneo, reanudaron el partido, que concluyó inmediatamente con un mal servicio de la pareja enfurecida y la victoria de Marray y Shamasdin.

Según el diario The Guardian, Granollers siguió entonces gritando a la jueza, que se retiró acompañada por un miembro de seguridad.

"Fui dos veces al baño durante el partido, y el quinto set fue muy largo. Creo que se debería permitir una ida adicional si el partido se alarga a cinco sets", se justificó Cuevas.

Granollers dice que "Cuevas no orinó en la lata de bolas"

Según informó la agencia EFE, la juez de silla Aurelie Tourte les dio un aviso porque creía que Cuevas estaba miccionando en una lata de bolas.

"No fue así", dijo Granollers a EFE, "es verdad que Cuevas le preguntó a la juez si podía hacerlo en la lata, y ella le dijo que no. En el siguiente cambio, él disimuladamente se puso una toalla por encima de las piernas, y yo le puse otra, e intentó orinar, pero la jueza se dio cuenta de lo que intentaba hacer y le dijo que no podía, y entonces Pablo desistió".

"Luego nos levantamos, y cuando nos íbamos al otro lado del campo nos dio un "warning" (aviso). Yo le dije a Pablo 'olvídate, no discutas, que sacamos nosotros y llevamos aquí cuatro horas, y necesitamos concentrarnos'", relató.

Con 13-12 en el marcador, Cuevas hizo una doble falta, pero el británico Jonatahn Marray devolvió el resto y Cuevas lanzó la bola fuera de la pista de un raquetazo. Esto supuso que la juez de silla les diera un segundo "warning" que según el reglamento suponía un punto y se pasó del 0-30 al 0-40.

"Pedimos que viniera el supervisor para decirle que el primer 'warning' era por algo que había sucedido, sino por algo que ella había imaginado", señaló Granollers.

"El supervisor no quiso tomar ninguna decisión y nosotros defendimos nuestra postura durante cinco minutos y al final acabamos perdiendo, pero yo jamás lancé un bote de bolas a la jueza, como he visto publicado por ahí".

"Pablo demostró que el bote estaba vacío y que, y que ese 'warning' no debía haber sido, porque era por algo que ella imaginó. Nos han puesto un 'warning por algo que no ha pasado, porque él le demostró que el bote estaba vacío. Si nos tienen que multar es por el segundo aviso, por tirar una pelota fuera de la pista, eso sí", concluyó Granollers.

Fuentes de la Federación Internacional de Tenis, consultadas por Efe han señalado que no se ha tomado todavía "ninguna decisión y que se está tomando todo con calma, consultando a todas las partes".

El desmentido

"Quiero aclarar que son erróneas las versiones publicadas en algunos medios de prensa, respecto a que oriné en un tubo durante el partido. Por respeto al público, al Torneo y a nuestra carrera profesional, quiero aclarar esta confusa situación negando estos hechos y así dar por finalizado este tema", escribió Cuevas en su cuenta de Facebook.


Fuente: AFP y EFE