Cuba abandona un principio dorado: admitirá el deporte profesional

Mañana empieza la serie nacional de béisbol, con jugadores que cobrarán US$ 800 al mes. En 1961 Fidel había abolido el profesionalismo


El inicio de la serie nacional de béisbol marcará este domingo el retorno oficial del deporte profesional a Cuba después de medio siglo, una reforma del presidente Raúl Castro que busca frenar las deserciones de deportistas.

Las nuevas reglas del deporte, que buscan recuperar el nivel competitivo que la isla ha perdido, contemplan aumentos sustanciales de salarios, premios por resultados y permisos para fichar en clubes extranjeros, lo que implica un regreso al deporte rentado, que había sido abolido por Fidel Castro en 1961.

La nueva "política de retribución", anunciada el 27 de septiembre, permitirá a los deportistas quedarse con el 100% del dinero de los premios de torneos en el exterior. Hasta ahora sólo el 15% iba a sus bolsillos y el 85% restante al Estado.

Estas medidas constituyen "un incentivo para los deportistas, que al estar más motivados, tendrán un mayor rendimiento", declaró el atleta retirado Javier Sotomayor, quien conserva intacto desde hace dos décadas el récord mundial en salto de altura (2,45 metros).

El deporte es un emblema de la revolución en Cuba, que fue la potencia olímpica de América Latina y el Caribe de 1972 a 2004, pero en Pekín-2008 cedió el trono ante Jamaica y Brasil. No lo pudo recuperar en Londres-2012, afectada por las dificultades económicas y los numerosos abandonos.

Las deserciones están estimuladas por los bajos salarios, las difíciles condiciones de entrenamiento, la prohibición de fichar en el exterior e incluso por promesas de millonarios contratos en el extranjero.

Con la nueva política, el luchador Mijaín López, bicampeón olímpico y cuatro veces campeón mundial, o el beisbolista Yulieski Gourriel, medallista olímpico y mundial, comenzarán a ganar más de 800 dólares al mes, 40 veces más que un trabajador cubano promedio. Sin embargo, este monto puede parecer irrisorio frente a los ingresos de astros del deporte en otros países.

El nuevo reglamento salarial entrará en vigor en 2014, con la excepción del béisbol -el deporte más popular de la isla-, donde regirá a partir de este domingo con el inicio de la serie nacional 2013-2014.

En el partido inaugural de la serie se enfrentarán los equipos de Matanzas y Villa Clara, los finalistas del torneo anterior.

Al coronarse campeón del pasado torneo, Villa Clara ganó un boleto para la Serie del Caribe, a la que la isla decidió retornar luego de medio siglo de ausencia.

La participación cubana en la Serie del Caribe 2014 -junto a las novenas campeonas de las ligas profesionales de Venezuela, Puerto Rico, República Dominicana y México- marcará otro hito en el regreso de Cuba al deporte rentado.

Otro paso en la misma senda es la decisión de Cuba de participar por primera vez este año en el Clásico Mundial de Boxeo, que congrega a púgiles profesionales y aficionados, y reparte miles de dólares en premios.

"Debería haber sido antes..."

Varias decenas de deportistas de élite se fueron de Cuba en las últimas dos décadas usando vías que van desde el abandono de delegaciones en salidas al exterior y matrimonios de conveniencia, hasta riesgosas travesías en el mar, a veces en precarias embarcaciones o en veloces lanchas de motor de traficantes de personas de Florida, que cobran unos 10.000 dólares por sacar ilegalmente a una persona de la isla.

La doble medallista olímpica en lanzamiento del disco Yarelis Barrios cree que si la nueva política hubiese sido aprobada años antes, se habrían evitado muchas deserciones.

"Debería haber sido antes, hubiera habido menos deserciones y disgustos de algunos atletas", dijo Barrios, quien destacó que muchos deportistas cubanos "somos el sostén de la familia".

Este año abandonaron la isla o solicitaron su baja de las selecciones cubanas (para poder emigrar) astros como el campeón olímpico en Pekín-2008 de los 110 m vallas, Dayron Robles; el prodigio del voleibol Wilfredo León; y el beisbolista José Dariel Abreu.

Abreu, de 26 años, escapó de la isla en agosto y acaba de lograr un fichaje récord en las Grandes Ligas al firmar con los Medias Blancas de Chicago por 68 millones de dólares.

El traumático salto de Dayron Robles

Una reforma migratoria abrió en enero una primera puerta a los deportistas que querían abandonar legalmente la isla. El caso más notable fue el de Dayron Robles.

Esta esperada reforma acabó con las restricciones de viaje que pesaban sobre los cubanos desde hacía medio siglo, pero mantuvo la exigencia de que los deportistas de élite pidieran permiso al gobierno para salir del país.

En febrero, Robles anunció su retiro del atletismo a los 26 años de edad y pidió su baja de la selección cubana. Como dejó de ser deportista activo, pudo viajar sin barreras a Europa y, sorpresivamente, compitió en un torneo internacional en Turín en mayo.

Días después, Robles fichó con el club ASG Mónaco francés con el visto bueno de la Federación Internacional de Atletismo, causando indignación entre los dirigentes deportivos cubanos, que no le permitieron participar en agosto en el Mundial de Atletismo de Moscú.

"Ellos ya no quieren que yo compita por Cuba, no es que yo no quiera", declaró Robles en Francia.

La traumática salida de Robles tuvo consecuencias: el Instituto de Deportes cubano introdujo ciertos cambios, como la firma de contratos con los deportistas, pero sancionó a algunos deportistas que intentaron seguir los pasos del vallista.


Fuente: Por Francisco Jara-AFP, La Habana

Populares de la sección

Comentarios